'El Cachirulazo', el escándalo mexicano por el que la FIFA vetó a la Selección del Mundial de Italia

JOSÉ ÁNGEL PARRA 

FOTO: ESPECIAL  

No se puede entender el futbol sin polémica, al deporte de las patadas sin corrupción o los favores con la traición. En 1986, México le había salvado el ‘cuello’ a la FIFA al organizar la Copa del Mundo, tras el retiro de la candidatura colombiana. Dos años después, en 1988, el penoso caso de los ‘Cachirules’ dejó fuera al balompié nacional del Mundial de Italia 1990. Sí, la última vez que nuestro país quedó al margen de la justa más importante del planeta se debió a un castigo rubricado por la FIFA.

Aunque la memoria es flaca, a finales de la década de los 80 se gestó uno de los mayores escándalos de la historia del futbol mexicano. Un anuario publicado en abril de 1988 ayudó a que el periodista Antonio Moreno descubriera inconsistencias en las edades de algunos seleccionados de cara a la eliminatoria rumbo al Mundial Sub-20 Arabia Saudita 1989. El periodista de Ovaciones publicó el riesgo de “sacar ventaja” sobre los rivales con futbolistas “mayores a la edad permitida”.

Con el correr de los días, otras publicaciones confirmaron la denuncia del rotativo. Las actas de nacimiento de José Luis Mata, Gerardo Jiménez, José de la Fuente y Aurelio ‘Chino’ Rivera rebasaban de entre dos a siete años las edades promovidas ante Concacaf, organismo entonces presidido por el mexicano Joaquín Soria Terrazas.

El escándalo no sólo marginó de la competencia al equipo dirigido por Paco Avilán, sino también provocó carambola, luego de que el entonces presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Rafael del Castillo, promoviera una defensa frente a la FIFA. La sanción incluyó dejar a nuestro futbol fuera de toda participación balompédica durante dos años, hecho que impactó de cara a la Copa del Mundo Italia 1990. Ni la influencia de Guillermo Cañedo ni las “buenas relaciones” que había sembrado, al salvar a FIFA con la organización del Mundial México 1986, valieron para el perdón. Por el contrario, Del Castillo y todo su séquito dentro de la Femexfut (léase Rafael Lebrija, José de Jesús Álvarez, Rafael Castellanos, Víctor González Dávila, Ramón Martínez, entre otros) fueron inhabilitados de por vida por la Concacaf.

El bombazo provocó cambios radicales en el futbol nacional, con breves gestiones en el mando de la FMF a partir de múltiples traiciones. Así, Marcelino García Paniagua heredó el cargo de mandamás en 1988, pero intereses movieron al empresario. Más tarde, Jesús Reynoso, directivo de Cruz Azul, tuvo un breve interinato, que dio pie a la polémica elección de 1990, en la que estaba en juego la opción de Enrique Borja -que representaba la continuidad de Televisa- y la de la dupla conformada por el atlista Francisco Ibarra García de Quevedo y el poblano Emilio Maurer. La cerrada votación, ensuciada por el comprado sufragio del Irapuato, sentenció la derrota de la televisora y el nacimiento de un futbol más igualitario, a partir de los derechos de transmisión, así como el hecho de participar en torneos de la Conmebol: la Copa Libertadores, a nivel de clubes, y la Copa América, para la Selección Mexicana.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

 

Sí, el penoso caso de los ‘Cachirules’ generó una serie de cambios en México que aún hoy no se detienen, como el incesante rodar del esférico, siempre de la mano con la polémica y la traición.

¿Qué significa la palabra ‘Cachirules? Conoce su origen

Si uno busca en el diccionario en línea de la RAE la palabra cachirul, el resultado que arroja es el de ‘peineta pequeña’; sin embargo, en el ideario del mexicano el significado de dicha palabra va más allá. Si se le tuviera que dar una definición exacta, un cachirul es aquel que se registra para alguna actividad de manera ventajosa y, en el caso del futbol, sería un jugador que no pertenece competitivamente al equipo que representa.

Aunque etimologicamente el término tiene raices mucho más profundas, en el caso de México todo se remonta al ‘Cachirulo’, personaje de televisión de la década de los sesenta, quien interpretado por Enrique Alonso, convivía con niños en un equipo de futbol, de ahí surgió el llamado equipo de los cachirules.

El origen etimológico de dicha palabra viene del vocablo compuesto del anglosajón «ketoch» de «cacho»y del sufijo «ulo» que indica como valor diminutivo.

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Más que el empate ante América, Cocca está preocupado por lesión de Manotas

El colombiano se trabó en el pasto del Azteca y puede que su lesión sea de gravedad

"Nosotros buscamos la victoria pero hicimos mal partido": Fernando Ortiz

El técnico del América no se disgusta por los abucheos de la afición tras el triste empata sin goles con Atlas

América y Atlas aburrieron en el Azteca; acabaron sin goles y sin emociones

Las Águilas no pudieron derrotar al flamante bicampeón

Eduardo Salvio, refuerzo de Pumas, llegó a México y tiene claro el reto: "Vengo a ganar títulos"

El futbolista argentino estará presente mañana en el Olímpico Universitario

NOTICIAS