El perro que dejó al mundo sin Fórmula 1 por más de una década

Foto: @mexicogp

En el 2015 la Fórmula 1 regresó a la Ciudad de México luego de 23 años sin tener presencia en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Desde entonces, el Gran Premio de México ha sido un éxito e incluso ha ganado reconocimientos como una de las mejores carreras de algunas temporadas, pero este no fue el primer parón que tuvo el circuito nacional.

Tal vez te interese: Fórmula E: Pascal Wehrlein se rindió ante el público mexicano

Antes de que México se convirtiera en una de las paradas más esperadas de la temporada, un acontecimiento provocó que la FIA decidiera dejar fuera del Gran Circo al país azteca.

Una de las cuestiones que siempre ha cuidado la Fórmula 1 es el tema de la seguridad, sin embargo, en el pasado no siempre fue así, incluso se podría asumir como algo ‘normal’ que un piloto pudiera perder la vida en alguno de los Grandes Premios.

Importante mencionar que hasta antes de 1970, fueron hasta 25 pilotos los que fallecieron en alguno de los Grandes Premios de la Fórmula 1. En ese mismo año se tuvo un campeón póstumo: Jochen Rindt ganó el título tras fallecer en Italia. A partir de ese momento se dieron cuenta que el peligro era inminente si no se comenzaban a preocupar por la seguridad de sus pilotos.

El 25 de octubre de 1970, los 18 pilotos que corrieron en el Gran Premio de México tuvieron que recorrer el circuito por 65 vueltas. Antes de que todo comenzara, hubo una vuelta ciclista que provocó el acercamiento de algunos curiosos.

Alrededor de la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez había cerca de 200 mil personas que se sentaron en el césped o cualquier otro sitio aledaño al asfalto. Las autoridades no lograron controlar la situación y algunos pilotos tuvieron que llamar a la cordura para arrancar con el circuito.

La gran afluencia de personas no fue la causa por la que se decidió eliminar el Gran Premio de México del calendario, sino otra cosa totalmente inesperada.

Los pilotos de Ferrari fueron superiores en la pista, no había quien les pudiera competir aunque sí había una escudería que les pisaba los talones. Todo dio un giro en la vuelta 33, justo a la mitad de la prueba. Jackie Stewart de Tyrrell se encontró con un perro en la mitad de la pista, el conductor no pudo hacer nada para esquivarlo y terminó por retirarse de la carrera.

«Golpeé un perro, golpeé un perro», dijo el tricampeón del mundo visiblemente molesto al abandonar su monoplaza.

Al final, Ferrari consiguió su doblete Ickx acabó en la cima y Regazzoni finalizó en el segundo puesto; las posiciones de honor del último Gran Premio de México hasta 1986 se redondearon con Denny Hulme de McLaren.

En 1986 se volvió a correr el Gran Premio y se mantuvo hasta 1992 en el calendario.

🔊Escucha nuestro podcast🔊

“Checo” Pérez, fuera de los 10 mejores pilotos de Silverstone

Checo Pérez logró una gran remontada en el último Gran Premio, incluso llegó hasta el segundo lugar del podio

'Checo' Pérez: El halo también le salvó la vida al mexicano en Silverstone (VIDEO)

El piloto mexicano vivió la fortuna de contar con el halo, que evitó un accidente catastrófico

‘Checo’ Pérez tendrá un museo, su papá reveló los planes

Los trofeos del 'Checo' y su hermano Toño ya no caben en casa y es hora de exhibirlos al público

“Checo” Pérez: Los guantes de Schumacher y otros deseos del piloto a los 10 años (VIDEO)

El piloto de la escudería Red Bull logró convertirse en un ídolo como los pilotos a los que él admiraba

NOTICIAS