La maldición del 9 en el Chelsea; Lukaku partió con más pena que gloria

YAEL RUEDA

Foto: @ChelseaFC

Si hay un número al que alguien le debe temer cuando se pone la camiseta del Chelsea, ese es el 9. Una gran cantidad de futbolistas de renombre llegaron al cuadro londinense y tras enfundarse en la cabalística cifra firmaron un paso sin gloria alguna.

Tal vez te interese: La vez que el Chelsea prohibió el ¿¡APIO!? en sus partidos por ser ofensivo

El último jugador que fue víctima de esta malaria que aqueja a los Blues fue Romelu Lukaku, delantero belga que vivió su segunda etapa con la camiseta azul, aunque tuvo una baja productividad y un sinfín de críticas por su nulo aporte al sistema de juego de Thomas Tuchel: en un partido de Premier League tocó seis veces la pelota en 90 minutos.

“Estamos intentando encontrar un término medio en donde todos podamos confluir, un sistema que ayude al equipo a rendir al máximo, porque ahora mismo estamos en una situación complicada”, declaró Lukaku para Sky Sports y así se condenó a tener menor cantidad de tiempo en el terreno de juego en favor de Kai Havertz, quien tomó protagonismo como punta de lanza del Blue, aún sin ser un nueve natural.

La situación de Lukaku, quien regresará al Inter de Milán en calidad de préstamo y a cambio de solamente 8 millones de euros, una diferencia abismal de los 100 kilos que el Chelsea pagó por él, no es la única que ha sucedido con los londinenses

El problema que vive el Chelsea es claro, solamente Didier Drogba y Diego Costa han destacado en la posición desde la era Abramovich que recientemente llegó a su final, diversos nombres llegaron con gran cartel y no lograron cubrir las expectatuvas, aunque de los que siempre se esperó más, fue de aquellos que usaron el dorsal maldito.

Antes del delantero belga, los Blues tenían como 9 a Tammy Abraham, uno de los jóvenes ‘graduados en Cobham’ y que tomó protagonismo con Frank Lampard en el banquillo, sin embargo, poco a poco perdió los minutos que la leyenda del Chelsea le brindó y quedó totalmente relegado cuando Tuchel llegó al banquillo. La Serie A se convirtió en el lugar ideal para exiliarse y volver a hacer goles.

Gonzalo Higuaín recaló en Londres luego de brillar en otros clubes de Europa como el Real Madrid, pero llegó ya venido a menos y se notó en los cinco goles que pudo aportar para la causa azul.

Radamel Falcao tampoco llegó en su mejor momento. Lo hizo ya cuando la lesión en la rodilla lo había afectado en cuanto a ritmo de juego y cuota goleadora, el Tigre solamente pudo aportar una diana en su paso por Stamford Bridge y se fue sin dejar un ápice de trascendencia.

En su momento, Fernando Torres fue uno de los goleadores que seducía al mundo, pero cuando cambió su residencia de Merseyside a Londres no volvió a ser nunca el mismo, aunque alcanzó a aportar algunos goles importantes, como aquel en el 2012 que sentenció el pase del Chelsea a la gran final de la Champions League.

Vestido con el uniforme alternativo de esa temporada y con el sello de la casa, el Niño se sacó de encima a Víctor Valdés y anotó el gol que mandó a los Blues a Múnich, donde se coronarían por vez primera en el máximo nivel continental.

Muchos años antes, Franco Di Santo tuvo su oportunidad con la casaca 9, sin embargo no pudo hacerse presente en el marcador; mientras que su compatriota Hernán Crespo también se puso la casaca maldita y en 73 partidos apenas aportó 25 festejos.

Mateja Kezman llegó al Chelsea como un ídolo de la Eredivisie, un futbolista con gran talento y mucho más futuro que decepcionó con siete dianas en 41 partidos. Se fue sin dejar gratos recuerdos en los aficionados Blues.

La primera referencia de ataque que se recuerda de la era Abramovich fue Jimmy Floyd Hasselbank, un delantero que tuvo 177 partidos con la camiseta del Chelsea y que colaboró con 87 anotaciones.

Aunque otros delanteros no utilizaron la 9, sí les pasó algo muy similar en cuanto al brillo que tuvieron en la entidad londinense: Andriy Shevchenko, Demba Ba, Samuel Eto’o, Loic Remy, Claudio Pizarro, Alexandre Pato o Michy Batshuayi nunca dieron el salto requerido para ser la referencia de ataque de un equipo que ha reclamado estar entre los grandes del continente.

LOS NÚMEROS

Jimmy Floyd Hasselbaink
177 partidos
87 goles
25 asistencias

Mateja Kezman
41 partidos
7 goles
2 asistencias

Hernán Crespo
73 partidos
25 goles
4 asistencias

Franco Di Santo
16 partidos
0 goles
1 asistencia

Fernando Torres
171 partidos
45 goles
35 asistencias

Radamel Falcao
12 partidos
1 gol
0 asistencias

Álvaro Morata
72 partidos
24 goles
6 asistencias

Gonzalo Higuain
18 partidos
5 goles
0 asistencias

Tammy Abraham
82 partidos
30 goles
12 asistencias

Romelu Lukaku
59 partidos
15 goles
3 asistencias

OTROS DELANTEROS QUE PASARON POR EL CHELSEA

Alexandre Pato
Andriy Shevchenko
Khalid Boulahrouz
Steve Sidwell
Michy Batshuayi
Olivier Giroud
Loic Remy
Samuel Eto’o
Demba Ba
Daniel Sturridge
Nicolás Anelka
Claudio Pizarro
Ben Sahar
Eidur Gudjohnsen
Adrian Mutu
Mikael Forssell

"Si tiene contrato vigente, ni interesa" La regla no escrita que mueve al futbol mundial

Muchos clubes a nivel mundial están contratando jugadores sin dejar un centavo de ganancia a los clubes de origen

"Llego en el mejor momento de mi carrera": Héctor Herrera al ser presentado en Houston

'El Zorro' aseguró que de quedarse en el Atlético de Madrid tal vez no hubiera tenido tantos minutos de juego

Mohamed Salah dormirá por varios años más en Liverpool; así los detalles de su contrato

El egipcio habría logrado que los 'Reds' le pagaran lo que él pretendía y así se cerró el trato

¿Nuevo escándalo? Sergio Ramos pidió ayuda para ganar Balón de Oro en 2019

Parece que al final las distinciones individuales sí le importaban al defensor

NOTICIAS