Luis Rivera, cerca de su reaparición

EL especialista en salto de longitud, Luis Rivera, ya tiene un pie en el alta médica tras la lesión de la rodilla derecha, sólo espera trabajar un mes más en la recuperación de fuerza y entonces sí saltar nuevamente a los escenarios internacionales para ir de inmediato por su plaza a Juegos Panamericanos y a la par buscar este año el pase olímpico para Río de Janeiro. Luis espera reaparecer el 17 de mayo en la Liga Diamante de Shanghái.
“Los entrenamientos se están dando de la mejor manera. Tuvimos una evaluación y aún falta un poco de trabajo en cuanto a fortalecimiento de la pierna derecha, que aunque está mucho mejor que antes, aun no se encuentra al nivel que queremos. Falta fortalecerla más. En cuanto a dolor estamos prácticamente del otro lado”, dijo muy contento el saltador.
“Hemos obtenido muy buenos parámetros de acuerdo a los entrenamientos que tuvimos, nos dice que el trabajo que hemos hecho en las terapias nos ha funcionado. Obviamente al inicio de la temporada las marcas no serán las mejores, pero sabemos que si comenzamos sin dolor podemos desarrollar de tal manera que a mediados de la temporada (cuando son Panamericanos y Mundial) podamos estar en la pelea”, agregó.
-¿Te preocupa el factor tiempo?
“Estamos a muy buen tiempo y te digo, los entrenamientos ya se están dando de lo mejor y el fortalecimiento debemos trabajarlo un mes más. El clasificatorio para Panamericanos es en junio, así que hay tiempo”.
Luis dijo que Río ya lo tiene en la mira desde ahora, “pues a partir del 1 de mayo ya podemos clasificar a Juegos Olímpicos; si pegamos un salto en las fechas indicadas ya es clasificatorio a Juegos Olímpicos. Y la idea es buscar el boleto desde este año, lo cual sería importante para poder planear la temporada que entra basándose en Río”, indicó.
Rivera debe saltar 8 metros y 10 centímetros en cualquiera de los eventos que esté avalado por la Federación Internacional para obtener su plaza a la justa veraniega en Brasil.
“De Londres a la fecha hemos madurado deportivamente y en lo personal, serían nuestros segundos Juegos Olímpicos y el escenario totalmente diferente. La primera vez que uno asiste le ganan la emoción y los nervios, pero ya con los resultado que se han venido dando sabemos que podemos ser protagonistas en el salto de longitud”, advirtió.
Finalmente apuntó que la paciencia ha sido un factor primordial ahora que ha estado inactivo por las lesiones.
“Es la mayor virtud que uno puede tener cuando las cosas no salen como uno quiere. Pero al final del día uno debe convencerse de que era lo mejor en ese momento y seguir las indicaciones sin perder la motivación. Pero la oportunidad de volver a saltar vale la pena”, concluyó. (MAG)

Letras deportivas

De que hablo cuando hablo de correr

Paola Moran estuvo muy cerca de la gran final

Moran estuvo cerca de acceder a la gran final de los 400 mts

Suspenden cuatro años al entrenador Alberto Salazar

El Mundial de Doha amaneció con la convulsión de la noticia de los cuatro años de suspensión

El mexicano Fernando Arodi da la primera campanada en Doha

El sinaloense se convirtió en el primer azteca que avanza a una semifinal en los 400 metros con vallas

NOTICIAS
<