El América-Cruz Azul, una rivalidad no tan joven

Mexico, 2015-04-02 09:50:33 | Redacción ESTO

POR CARLOS RAÚL MARTÍNEZ

AUN cuando Cruz Azul tiene 20 años de no jugar como local en el estadio Azteca, todavía se pueden escuchar en sus rincones los gritos, porras y alaridos de los seguidores de esta escuadra, que coronó tardes memorables en este inmueble cuando enfrentó al América, no sólo en la liga, sino también en la disputa por algún título, que hicieron de estos juegos el llamado Clásico Joven.

Así, vienen a la memoria las gloriosas atajadas del “Gato” Miguel Marín, o los golazos de antología de Carlos Reinoso o Fernando Bustos o de un gran defensor como lo fue el “Confesor” Miguel Ángel Cornero, que son acompañados por las grandes jugadas para anotar por parte de Carlos Hermosillo o Luis Roberto Alves Zague, además de la clase de Porfirio Jiménez, Julio Zamora, Adrián Chávez, Octavio Muciño, Batata, Lalo Bacas, Norberto Outes, Dirceu, Gerardo Lugo, “Kalimán” Guzmán, Quintano, el “Oso” Ferrero, Francisco Palencia, Alfredo Tena, Lupillo Castañeda, el “Cuchillo” Herrera, Cuauhtémoc Blanco, entre otros, hasta llegar a la última final que ganó el América a los celestes de manera heroica en el Clausura 2013, cuando les sacó el empate en los últimos instantes del tiempo añadido y posteriormente los derrotó en la serie de penaltis, con el último disparo de Miguel Layún.

Todo eso envuelve al Clásico Joven, ese que el próximo sábado se vivirá con pasión sobre la grama y en las gradas del mundialista estadio Azteca y que tiene como protagonistas a dos equipos que han tenido un torneo de Clausura 2015 irregular. Porque América viene de sendas derrotas dolorosas en la Concachampions (0-3 con el Herediano de Costa Rica), Liga (0-4 con el Veracruz) y amistoso (1-3 con el Necaxa).

Y bueno, aunque Cruz Azul volvió a la senda de la victoria en la jornada 11 pasada, cuando venció 2-1 a los Xolos de Tijuana, lo cierto es que la temporada de los celestes ha ido de más a menos, pues de iniciar con seis fechas sin perder (cuatro victorias y dos empates), luego pasaron cuatro sin conocer la victoria (dos derrotas y dos empates), hasta que llegó el triunfo sobre los fronterizos.

Y aunque todo lo anterior sirve para la estadística y el recuerdo histórico, la realidad es que el próximo sábado, a las 5 de la tarde, en el estadio Azteca, se vivirá nuevamente un Clásico Joven más, que levantará el fervor y la polémica, porque por algo son Clásicos, porque le añaden sal y pimienta a un platillo que degustarán los seguidores de América y Cruz Azul, que seguramente llenarán otra vez el Azteca.