Lily Orduña, socióloga

POR ERNESTO CASTELLANOS G.
FOTOS: JOSÉ LUIS GARCÍA

EN una ocasión Lily Orduña, originaria del DF, se encontraba en un centro comercial capitalino, cuando se percató de que un hombre la contemplaba detenidamente, quien se le acercó y sin rodeos le dijo: “¿No te gustaría ser modelo?”, y le extendió su tarjeta. Lily pidió unos días para pensarlo y por fin le llamó aceptando su invitación.

“Fui a la dirección del agente; era una agencia de modelos. Me hicieron algunas pruebas, me aceptaron, y casi de inmediato me llegó el trabajo. Me sorprendí de tanta actividad que hay en este campo. Pasarelas, fotos, foto-fijas, conducción, desfiles con ropa de marca, joyería, comerciales para revistas, televisión, diarios, ¡uff!”, nos dice la preciosa capitalina.

Al poco tiempo de trabajar en el DF, Lily aceptó irse a laborar durante una temporada a Cancún, en donde se quedó algunos años.

nota-bellezas-lilly1

“Regresé al DF para estudiar sicología. Afortunadamente el próximo mes de mayo termino mi especialidad y me titulo”, dice feliz de la vida.

Lily ya trabaja como sicóloga en una clínica particular, en donde se ha especializado en atender a gente con problemas de adicción. “En eso estoy enfocada principalmente, y mi sueño es llegar a tener mi propia clínica para adicciones”, agregó.

nota-bellezas-lilly

Cuando estaba en Cancún tuvo constantes viajes a Estados Unidos, Europa y Asia como modelo, y trabajando en pasarelas. Así conoció la ciudad que más le ha impresionado, Abu Dabi, así como Dubai, Londres, Roma, y ciudades de naciones como Francia, Suiza, República Checa, Egipto, Argentina, Alemania, Colombia y Venezuela.

Aparte de todo eso, Lily acaba de instalar una micro-empresa, una tienda de cosméticos y tintes en Texcoco. Con orgullo, Lily habló de sus dos hijos como madre soltera: Jackeline y Alberto.

La brasileña Thalita, lista para el Moto Fashion

Gisela Pineda, modelo de mujer

Theresa Goddard, una niña buena

La venezolana Aimé, "Miss perfección"

NOTICIAS
<