Le faltó sal, insípido triunfo del Atlético ante la Real

Mexico, 2015-04-07 14:52:13 | Redacción ESTO

Foto: Atlético de Madrid

POR DANIEL CHANONA
CORRESPONSAL

MADRID, España.- Cuando usted sabe de qué va la historia leyendo apenas la oración primera, pueden suceder dos cosas: se intriga y continúa, o arroja el libro por la ventana. Benditas sean las raras excepciones que, aún sabiéndose el final, acatan degustarlo. Anoche, precisamente, le ocurrió a la grada del estadio Vicente Calderón. Un autogol y el oportunismo de Antoine Griezmann, ante la pifia del portero, apaciguó la habitual furia del Atlético de Madrid, que se impuso 2-0 a la Real Sociedad en la fecha 30 de la liga española.

Como recibir un regalo de cumpleaños sin envoltorio. Igual de gratificante pero con distinto rango de sorpresa. Así fue para los devotos del Atleti. De por sí resulta extraño despedir una jornada, justamente, el día previo a cuando se pondrá en marcha la siguiente. No hay oportunidad de respiro ni de esbozar nostalgia. No hay tiempo para echar de menos el futbol. Tampoco lo hubo para sazonar el Atlético de Madrid contra la Real Sociedad. Los goles tan pronto, aquellos que se llaman de vestidor, son los malditos “spoilers” del arte balompédico.

La propuesta donostiarra de la madrileña no dista mucho: desvergonzada, pujante, atrevida, intermitente. Sin embargo, David Moyes carece de suerte… y de mejores nombres. Lo que al “Cholo” le sobra; jugadores que testen pronto la reyerta y que se amolden enseguida a las circunstancias. Como saberse mandones simplemente en diez minutos, los que demoró Griezmann en marcar la segunda diana colchonera. El zaguero blanquiazul Mikel González, al Atleti ya le había obsequiado con suficiente antelación el manubrio del partido, cuando en un tiro de esquina, al minuto 2, remató con la cabeza en propia puerta.

Haciendo lo necesario, si no es que lo justo para sortear con menor apremio el desenlace, el Atlético de Madrid adelantó hasta el medio campo a su defensa, frustrando con ello los flácidos intentos de la Real por ganarle las espaldas. Tuvo que sumarse al ataque su lateral izquierdo, Yuri Berchiche, para espabilar a Jan Oblak con un disparo raso que buscó el segundo poste del portero rojiblanco, impávido hasta entonces. Los amos del Manzanares redujeron sus revoluciones, por desidia o por inequívoca conformidad; arrullando la pelota, magullando expectativas. No obstante, casi siempre, construyendo peligro. Raúl Jiménez se puso el overol a falta de media hora, en sustitución de un discretísimo Fernando Torres.

Cuánta falta le hace Carlos Vela a los fieles de Donostia. No hay quien desequilibre y, quien al la vez, presuma de ser tan buen pasador como artillero. La Real Sociedad no tiene quién le escriba, ni cartas de consuelo ni textos de autoayuda. Chory Casto, Xabi Prieto e Imanol Agirretxe son más en comunión del mexicano, que, tras resentirse de su dolencia en la rodilla durante el calentamiento previo con los suplentes, se quedó fuera de la convocatoria.

Poco más, poco menos. Al partido le faltó sal, una pizca de pimienta y dos hojitas de epazote.
ALINEACIONES

Atlético de Madrid: Oblak; Gámez, Miranda, Giménez, Siqueira; Turán (Gabi 86’), Suárez, Tiago, Koke; Torres (Jiménez 61’) y Griezmann (Lucas 90’). DT.- Simeone.

Real Sociedad: Rulli; Zaldúa, Mikel, Elustondo, Yuri; Prado, Bergara; Zuturuza (Finnbogason 74’), Prieto, Canales (Agirretxe 74’) ; y Castro (Granero 81’). DT.- Moyes.