Guevara confirmó su calidad al noquear a Claveras

Mexico, 2015-04-13 09:09:56 | Redacción ESTO

POR ERNESTO CASTELLANOS G.
ENVIADO ESPECIAL

MAZATLÁN, Sin.- Pedro Guevara era un hombre feliz, después de su relampagueante victoria por nocaut en un asalto sobre el filipino Richard Claveras para consumar la primera defensa de su campeonato minimosca absoluto del Consejo Mundial de Boxeo, la noche del sábado pasado en el Centro de Usos Múltiples de este balneario turístico del Pacífico mexicano.
Desde poco antes de que comenzara la pelea, el público, que llenó el moderno estadio para más de ocho mil personas, comenzó a hacer un ruido ensordecedor a favor de Guevara, y lo aumentó cuando el campeón del mundo inició su camino del vestidor al ring.
Y cuando apareció Claveras se escuchó un abucheo general. Seguro que Claveras, que nunca había peleado fuera de su tierra se cimbró ante la actitud de la multitud.
Vimos el rostro del asiático, miraba azorado las tribunas llenas, y apenas sonó el primer campanazo era seguro de que no salía de su asombro. Aceptó el cambio de golpes, pero desde los primeros impactos del mexicano se dolió, y en solo 2 minutos y 32 segundos se desplomó noqueado por una derecha potente.
Guevara enseñó que su pegada es letal, auténtica, y que ratificó después de que el pasado diciembre noqueó al japonés Akira Yaegashi.
Uno de los más alegres por el rápido triunfo era Carlos Cuadras, campeón mundial supermosca que fue a alentar al mazatleco.
“Mi preocupación era ser un campeón efímero, de esos que caen a la primera defensa. Pude ganar pronto y espero hacer varias exposiciones de mi título. Claveras es un noqueador, pero nunca me lastimó, no le di tiempo, lo centré bien”, dijo Claveras en charla con el promotor Oswaldo Kuchle. Observaba el mánager Marcos Hernández.
Guevara afirmó que va a descansar poco, ya que desea pelear pronto. Sabe que viene la defensa oficial del CMB. “Estoy listo para el que me pongan”, comentó.

“KIKA” RESURGIÓ
La mexiquense Yéssica “Kika” Chávez le cayó bien a los mazatlecos. La ovacionaron en grande desde la ceremonia del peso, al aire libre junto al mar el pasado viernes cuando se presentó muy sexi, con un mini bikini. Y ese público estuvo siempre con ella, en su triunfo por amplia decisión sobre la filipina Norj Guro.
Yéssica expresó que peleó como si estuviera en su casa, ante los gritos de “¡Kika, Kika, Kika!”. La peleadora mexicana ha regresado a la senda del triunfo con una magnifica exhibición de boxeo, y sigue reclamando la batalla por el cetro mundial mosca contra Arely Muciño, titular del CMB.
“Guro pega durísimo, varias veces sentí su golpeo, pero nunca me pudo repetir un impacto”, dijo al reportero. La Chávez tenía un poco inflamado el pómulo derecho y un tallón del mismo lado, como recuerdo de su encuentro.

ALBERTO GUEVARA

Hubo cosas agradables, como el triunfo por puntos de Alberto Guevara, hermano del campeón mundial, en buena contienda sobre Jairo Hernández en supergallo. Óscar Molina dio una gran demostración al noquear en dos al experimentado Jorge “Tigre” Pimentel, en superwelter, en tanto que el novato Aarón Alameda lució al vencer por puntos a César Ramírez, en supergallo. Y también agradable, el lleno.