Thunder desea terminar con la carrera de Atlantis

Mexico, 2015-04-16 10:33:51 | Redacción ESTO

SI bien es cierto que el australiano Thunder ha tenido serias diferencias con los Ingobernables, al hombre que más odia, por haber humillado a su compadre y maestro Último Guerrero es, Atlantis de quien dijo: “No lo soporto. Sé que los luchadores reconocen su trayectoria, pero eso a mí no me importa, pues no se ha enfrentado a alguien como yo. Creo que ya es justo que alguien termine con su carrera y esa persona seré yo. Espero que no huya y no se ponga nervioso como le pasó con mi maestro”.
El enmascarado no quitará el dedo del renglón hasta tenerlo frente a frente y que en algún momento, pueda tenerlo tan cerca como para retarlo y retirarlo. Cuando lo ha tenido enfrente, ha sido superior a él. Para este viernes Thunder estará acompañado por Último Guerrero y Rey Escorpión, luchadores que tienen el mismo estilo recio que él y se enfrentarán a La Sombra, Máximo y Marco Corleone.
Aunque el rudo ha tenido fuertes diferencias con Corleone y Rush; su objetivo es acorralar al ídolo de los niños, Atlantis. Así lo dio a conocer en su visita por nuestro Diario ESTO y le expresó a la Lic. Rosalinda Coronado, Subdirectora de nuestra casa, su interés por participar en el sorteo de la OEM y ganarse el millón de dólares.

SUS INICIOS
Thunder siempre estuvo en contacto con el deporte, en su época estudiantil, fue jugador de Rugby, e inspirado en la lucha tradicional del Consejo Mundial de Lucha Libre, Thunder se vio cautivado por la lucha libre mexicana a través de los videos en internet. Luego, entrenó lucha olímpica en su natal Sydney para luego viajar a Japón y regresar a su país. Más tarde emprendió el sueño de su vida, viajar a México y luchar por una oportunidad en el CMLL. El maloso admira la cultura mexicana; sus playas, sus mujeres, su historia y la lucha libre.
Al llegar a nuestro país, ingresó a la escuela del Consejo bajo la instrucción de Tony Salazar y en el 2013 fue su debut como técnico, lugar en donde no se sintió a gusto, tras una breve ausencia; retornó como rudo al lado de su gran maestro Ultimo Guerrero. A partir de ese momento, Thunder y Marco Corleone no podían verse ni en pintura, pero Rush no se quiso quedar atrás, teniendo encuentros muy severos.
A Thunder le gusta la lucha recia, aquella donde los luchadores dejan el alma. Aunque, el otro lado de la moneda, nos muestra a un hombre educado, muy accesible con la gente que le pide una fotografía y más cuando se trata de ayudar a niños. Un hombre que cuida su alimentación y de su físico, un hombre que quiere tener una larga estancia en nuestro país y el cual, tiene muchas metas en la lucha libre.
Thunder hace mucho énfasis en que la lucha libre debe ser más apreciada por los mexicanos “los extranjeros valoran más la lucha mexicana y el esfuerzo que se hace en el ring es extraordinario”.