Zudikey Rodríguez y Éder Sánchez, amor a primera vista

Mexico, 2015-04-17 12:45:13 | Redacción ESTO

FOTO: MARTÍN MONTIEL

POR HÉCTOR REYES

FLECHADOS desde la pubertad, el amor se mantuvo latente desde que tenían 12 años, cuando se conocieron durante las Olimpiadas Infantiles y Juveniles. Sin embargo, el destino los separó por espacio de tres lustros y hace dos años un mensaje por Facebook cambió sus vidas.
La velocista Zudikey Rodríguez y el marchista Éder Sánchez han encauzado esa pasión a través del deporte que los entusiasma. La relación les ha permitido volver al primer plano de sus aspiraciones deportivas, porque comparten tanto la pasión de los entrenamientos como la ambición de pelear las medallas en los Juegos Panamericanos de Toronto y el Campeonato Mundial de Atletismo en Beijing, en julio y agosto próximo.
“Nos conocemos desde hace mucho tiempo, nos frecuentábamos en cada evento que participábamos, fuimos juntos a los Juegos Olímpicos de Beijing, al Mundial de Osaka, entonces fueron muchos años de contacto, pero hasta este momento que decidimos unir nuestras vidas, en una etapa de mayor madurez, de mayor responsabilidad, y sabemos los dos qué es lo que queremos”, señaló la especialista de los 400 metros con vallas, luego de mencionar cómo nació su relación, es decir, el momento cuando intervino cupido.
“Yo recuerdo que veía a Éder y sentía maripositas, y él también era evidente que sentía algún gusto por mí. Pero éramos muy jóvenes, vivíamos muy separados, por lo cual sólo nos veíamos en los eventos deportivos, pero siempre tuvimos muy buena comunicación, hablábamos por teléfono, mensajeábamos, y después volvíamos a encontrarnos”, recordó la atleta, luego de manifestar que se distanciaron cuando se fue a estudiar a Ciudad Juárez.
Siempre sintió algo por él, no lo aterrizaba hasta que decidieron unir sus vidas, a partir de un recuerdo adolescente, y las palabras de una mujer enamorada  son evidentes al hablar de Éder como alguien espontáneo, divertido y siempre con algo nuevo que hacer. Rompieron con la monotonía del entrenamiento: “Yo quiero lo mejor para él como él quiere lo mejor para mí, entonces es un apoyo emocional muy importante que al deportista siempre le hace falta”.
Éder Sánchez comentó por su parte que sí nació la atracción a primera vista, pero siempre con mucho respeto. Mantuvieron su amistad durante muchísimo tiempo, pero hasta ahora se dieron las cosas. Reconoció que ha sido un aliciente en todos los aspectos de su vida: “Nos levantamos juntos, nos dormimos juntos, tenemos las mismas actividades, los mismos objetivos, y creo que eso lo complementamos muy bien. Sabemos diferenciar y hacerlo de la manera más profesional  y los resultados dicen muchas cosas de lo que hacemos”.
El marchista señaló que apoya a su pareja en lo que está dentro de sus posibilidades, en lo que sabe, y ella ha sido una gran motivación en su vida: “Perdí prácticamente todo a nivel competitivo después de mi operación, la verdad, me sentía devastado, después haber estado tantos años en la alta competencia llega Zudi, en lugar de dejarme ahí, me levanta, me motiva a seguir adelante. Me dice que es lo que había hecho antes, que es lo que tengo que hacer para estar ahí y echándole ganas, día a día es como hemos logrado salir adelante.