Chávez aprendió mucho, se equivocó de peso y de rival

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO
ENVIADO ESPECIAL
FOTO: RICHARD H. CHASE

LOS ÁNGELES, California.- Ya de regreso en su habitación en el hotel Howard Johnson de la zona del aeropuerto internacional angelino, Julio César Chávez júnior estaba de buen humor y mostraba más tranquilidad porque los estudios a que fue sometido en un hospital cercano a Carson, California, no pasaron de una revisión médica “de rutina” tras un combate tan intenso como el que sostuvo la noche del sábado en Carson.
Pese a los hematomas en distintas partes de su rostro, el sinaloense de 29 años no se miraba “como un perdedor”.
“No hay de qué lamentarse, fue una experiencia aprendida”, afirmó.
Con sus pensamientos “ya en orden” y tras haber escuchado distintas opiniones sobre su desempeño contra Andrzej Fonfara, quien subió como cuarto semipesado del Consejo Mundial de Boxeo y quien lo llevó al límite de sus fuerzas hasta obligarlo a no salir a combatir al décimo round, el Hijo de la Leyenda reveló que la caída que sufrió cuando faltaba un minuto para concluir el noveno y postrero episodio, le causó sorpresay por eso incluso sonrió al verse en el piso. “No creía lo que estaba sucediendo. Fonfara me había dado golpes más duros, se me fueron las piernas un poco, hasta pensé que me había resbalado. Me paré un poco asustado de que el réferi fuera a pararme la pelea. Yo no estaba totalmente bien pero me amarré y me le fui encima. Espero haberles brindado una pelea emocionante a todos los mexicanos y latinos. Bendiciones y gracias a todos por ver la pelea”.
El Júnior bromeó ante el hecho de que dos jueces le tenían abajo por siete puntos y que otro lo colocaba con desventaja de nueve puntos. “De saberlo, no peleo más de cinco rounds”, chacoteó. “Mi mano no estaba bien. no ganaba ni llevándome todos los rounds. Yo creía que la pelea iba pareja. Esta pelea me puso en mi lugar. Pienso que estaba haciendo una buena pelea, a lo mejor él iba un poco arriba, pero también toda la inactividad se me juntó, pero no volví contra cualquiera, la gente me pedía un rival duro, lo tomé y me ganó bien. Creo que buscaré bajar a 165 ó 168 libras, que es mi peso para buscar el título en esa división (supermediana)”.

ENSEÑANZA
“Yo pienso que de todas las derrotas aprendes -prosiguió-; me caí, me levanté. Esta pelea me deja mucha enseñanza porque aún no estoy listo para semicompleto, hay que trabajar más duro. Al final corrí un riesgo, aquí se pierde y se gana. Sentí mucho el peso, el muchacho es fuerte, le pegué y le pegué, pero, cada vez, él más condición tenía. Nunca había peleado con alguien de esa fortaleza física y me afectó la inactividad de 13 meses. Al final, él y yo nos felicitamos porque finalmente dimos una gran pelea”.
En presencia de su padre, el legendario JC, el Júnior admitió: “Tengo que bajar más de peso y trabajar en el físico, creo que hice una mala elección, esta vez no fui el hombre grande y aún así lo eché a veces para atrás, lo cual quiere decir que trabajando más la fortaleza puedo lastimarlo. Sentí que lo ‘toqué’ con ganchos al hígado, pero él nunca bajó”.
No todo fue tristeza en el Team Chávez, ya que, como reportamos en su oportunidad, Omar Chávez, se impuso por fallo unánime en ocho episodios al colombiano Richard Gutiérrez, en un pleito ya dentro de los medianos.

JR, CON MEJOR PROMEDIO
Irónicamente, el Júnior, con mucho menos impactos lanzados que Fonfara, tuvo un promedio de 36 por ciento en golpes acertados, por 35 por ciento del polaco.
En lo que toca a los golpes de poder, en lo que Andrzej dobló a Julio en número, curiosamente también el mexicano tuvo un mejor promedio, con 41 por ciento de efectividad, contra 39 por ciento de su enemigo.

MALA ACTITUD
Se entiende la frustración por la derrota de Chávez entre la mayoría de los 8,636 espectadores que casi llenaron el StubHub Center; sin embargo, algunos de ellos arrojaron diversos objetos al ring con lo que pusieron en riesgo a la gente cercana al cuadrilátero. Otros le gritaban en coro “pu… pu…”, cuando lo último que podían reprocharle era su falta de arrojo y la verdad es que hizo un esfuerzo sobrehumano para no quedarse en la lona en su caída, que también fue apenas la primera que sufría en su carrera.

SUELDO MILLONARIO
A manera de consuelo, el Júnior ratificó en las redes sociales su satisfacción por integrar el equipo del manager-promotor Al Haymon y reveló que el sábado se llevó una bolsa de 4.2 millones de dólares.
Eso fue suficiente para que a través del ciberespacio le hicieran recordar que en 2014 rechazó siete millones de dólares por medirse con Carl Froch En tal ocasión, el Júnior declaró no estar conforme con la extensión de contrato que tendría que firmar con su ahora ex promotor Bob Arum al aceptar el duelo con Froch.

JULIO era alentado por su padre. Omar trataba de cubrirlo de los objetos que lanzaban al ring.

El “Príncipe” Cuadras selló un triunfo sangriento

Un regreso triunfal tuvo el sinaloense Carlos Cuadras al imponerse por decisión técnica en siete asaltos

El "Pivi" Romero extendió su paso perfecto

El mexiquense Juan Pablo Romero alargó su racha invicta en el terreno de paga

Gran éxito el torneo nacional de Artes Marciales Mixtas

Cerca de mil quinientos exponentes de toda la República Mexicana estuvieron presentes

Volador Jr reta a Rush a duelo por la cabellera

El 85 aniversario del Consejo Mundial tendría un platillo estelar; estarían también Bárbaro Cavernario y Matt Taven

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS