Fermín Espinosa labra su propio camino; tiene cualidades para caminar en la fiesta

Mexico, 2015-04-20 21:54:42 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

POR si había alguna duda, el propio matador Fermín Espinosa “Armillita” ya la despejó. Siempre que surge un nuevo torero de dinastía el público le tendrá en la mira y hasta hará comparativos con sus antecesores, no obstante, eso de labrar el camino propio es algo que el menor de los Armilla ha tomado muy en serio desde su paso como novillero. El domingo pasado pegó un fuerte manotazo en la mesa que seguro puso en alerta a todos su colegas, ya que Fermín ha logrado la contundencia por sobre todo, interpretando un toreo de sello único, lo cual habla de originalidad. Espinosa no está para jugar a ser torero, sino para demostrar que el toreo le corre en las venas y que en él existe una carta fuerte para proclamarse en un futuro muy corto en un torero bastante importante.
-Vaya forma de iniciar la feria, matador, la pones a tono con esta triunfal salida a hombros; si había alguna duda, queda despejada.
“La feria de Aguascalientes es más que importante, tengo dos tardes que habrán de cambiar el rumbo de mi carrera y uno de ellos fue la inauguración. Sabido estoy que un triunfo así me puede abrir puertas de más plazas, y mira, inicié con el pie derecho cortando las dos orejas a mi último toro”.
-Nada fácil iniciar así, teniendo en cuenta además que era la inauguración, pero la suerte te favoreció con ese último toro para que el público viera tus capacidades.
“Fue un gran toro y es verdad, no era nada fácil la tarde. Aguascalientes es complicada sin importar el cartel, la plaza pesa mucho, y más en la feria. Gracias a Dios me permitió ponerme en suerte a ese toro, que tuvo más movilidad que sus hermanos. Se conjugó mi toreo con el toro, fue una faena emocionante, la gente me respondió muy bien”.
-¿Qué te gustó más de la faena, dónde sentiste que la gente rompió contigo?
“Sin duda cuando le pegué las tandas por el lado derecho, el toro se empleó con mucha calidad y lo pude templar mucho. La gente de aquí me exige, siempre me comparan con mis antecesores, pero estoy preparado y quiero que vean que tengo cualidades para caminar en esta profesión. Pero que se den cuenta que lo que hago es lo que he ganado, pues nadie me regala nada”.
Fermín Espinosa sumó su novena corrida de toros el domingo pasado, luego de tomar la alternativa; ya desde la feria pasada de San Marcos al torero le programaron como novillero en corridas mixtas y nada que desentonó, al contrario, asumía ya su papel como próximo matador de toros. Desde entonces “Armillita” ya trazaba su propio camino y de manera muy particular.
“Se dejó huella desde el año pasado y cada tarde se debe dejar claro en el ruedo que cada uno de los Armilla tiene su propia personalidad y su propio toreo. Ya Dios dirá hasta dónde nos permitirá llegar”, asentó el menor de la dinastía Armillita.
-Viene ahora lo complicado, asegundar el triunfo y redoblarlo en la segunda corrida que aún tienes en la feria.
“Lo del domingo ya pasó, tengo ahora que reafirmar lo hecho en mi tierra y donde me contraten, con esa misma ilusión y moral muy alta”, concluyó.