Héctor Suárez, sin mordaza

Mexico, 2015-04-21 11:18:07 | Redacción ESTO

POR ALMA ROSA CAMACHO
FOTOS CORTESÍA: OSWALDO FIGUEROA

HÉCTOR Suárez estrena su revista cómica, analítica, “confrontativa” y musical “Estoy loco”, en el Centro Cultural Teatro 2, a partir del viernes 24, con el desfile de sus “vetados” personajes televisivos como “El no hay”, “Doña Zoila”, “El Flanagan”, “El Mil Usos” y el inquieto “Tomás”, con los que hace su acre réplica ante los hechos político-sociales del país.
“Mi espectáculo, que ahora también lo produzco, lleva esa dignidad y ese respeto al público. Antes lo llevé al teatro Blanquita, pero ahora está ciento por ciento mejor, lleno de calidad, porque toda mi vida ha sido mi misma posición que tengo. He sido castigado, he sido ‘represado’, he sido despedido, porque no me he doblado y sigo manteniéndome honestamente en lo que pienso”.
Al recordar que a raíz de que fue titular del programa “Qué nos pasa”, está marginado de la televisión mexicana, “esto me pasa en mi propio país por decir la verdad. Aquí puede decirse todo, absolutamente todo, menos la verdad. Eso de la libertad de expresión es una falacia, es una mentira”.
Con más de 20 actores, actrices, bailarines en escena, reiteró que “todos los que estamos aquí somos solidarios, pensamos igual y amamos el país, queremos un cambio. Y a través de la comedia podemos decir todo lo que sucede riéndonos, pero es importante hablar honestamente, porque considero al público inteligente, yo no lo subestimo ni le doy porquería”.
Héctor Suárez padre, al destacar que como ya iniciaron las campañas políticas por las venideras elecciones del 7 de junio, confió que si hizo el promocional televisivo “fue porque me invitaron y no cobré ni un peso. Sí estoy con Encuentro Ciudadano, uno de los 11 partidos en México”.
-¿Por qué no aceptó un cargo político?
“Porque no soy político. Yo soy actor. Me parece una irresponsabilidad, una frivolidad de verdad meterte de político. Yo no sé los demás, es su problema, yo no lo haría, ni puedo ser diputado ni senador, yo no sé mentir. No tengo pasta para mentir. Ellos son cínicos, sinvergüenzas, yo sí amo a mi país de verdad. Sé que hay ‘ratas’, pero si en este partido me encuentro uno, me salgo. Finalmente me voy a sentir bien, porque intenté hacer el cambio y bueno, para uno solo es difícil, tiene que haber más gente que apoye”.
Y al volver al tema de su exsocio Darío de León, que inicialmente lo llevó al Blanquita con similar producción teatral, confió que el promotor “tuvo temor por lo que yo decía en el escenario. Seguimos siendo amigos y yo me estoy arriesgando ahora con mi propio dinero.
“Estoy asumiendo la responsabilidad, monté el show, exactamente como yo lo concebí y pensé concebirla, ahora está mucho mejor montado, producido. Y sí lo digo abiertamente, utilizo mi trabajo para hablar, decir y mejorar, en lo que se pueda al país. Aunque la única pesadilla, malestar y los únicos culpables de este caos, económico político y social, son los políticos, ellos son los culpables de los desmanes que hay afuera”.
Comentó que estará acompañado, del 24 de abril al 9 de mayo, por Nando Estevané, Julio Casado, Elías Ajit, Elías Arauz y Arturo Sandoval, “bajé los precios del boleto al 50 por ciento del costo. Hay de 600 pesos el máximo y así descendiendo hasta 100 pesos”.

LIBRO BIOGRÁFICO
Adelantó el primer actor Héctor Suárez, que ya está por terminar su libro biográfico, en el que incluye su salida de la televisora de San Ángel, pero que fue “corrido”, no por el magnate Emilio Azcárraga Milmo (qepd), sino por sus “esbirros”.
Esto es, dedicó gran tiempo para decir que “hubo un momento en que yo me le enfrenté para decirle lo que me gustaba y no me gustaba de ‘Qué nos pasa’, y quedamos como los mejores amigos. Él sí era un hombre, que su otra cara era apoyar a todo el personal en siniestros como le aconteció a un empleado que a su pequeña hija se le quemó su rostro y él le puso a la niña su avión para que la llevaran a un hospital para cirugía facial”.
Otro hecho que divulgará es que “salí con mi programa, porque dijeron que yo ataqué al presidente Carlos Salinas de Gortari, cuando repuse en mi sketch que era ‘Salinas&Rocha’. Bueno, hay tantas vivencias que ya van en mi libro”.
Finalmente asentó que le ha sido tan difícil hacer televisión en México, que “tengo que ir a otros países como Colombia y Estados Unidos para trabajar. En mi casa, su casa, que es muy grande y muy bonita, que me costó levantarla con el sudor de mi frente, hemos comido frijoles, tortilla y chile…por falta de dinero”.