Etiope domina por segunda vez el Maratón de Boston

Mexico, 2015-04-21 11:56:30 | Redacción ESTO

BOSTON (DPA).- Hace dos años, el triunfo del etiope Lelisa Desisa en el maratón, quedó eclipsado por el atentado en la línea de meta. Pero nuevamente vuelve a ganar y por fin pudo disfrutar de la victoria.
“Estoy muy contento por el triunfo, pero también me alegro por Boston. Tras lo sucedido hace dos años, esta carrera es algo muy especial para mí”, dijo Desisa, que se impuso con un tiempo de 2:09’17’’, en una fría y lluviosa mañana con apenas seis grados centígrados de temperatura.
Desisa es el cuarto atleta en repetir triunfo en Boston. El etiope ganó con 31 segundos de ventaja sobre su compatriota Yemane Adhane Tsegay, y tercero fue el keniano Wilson Chebet.
“Ya en el kilómetro 35 me di cuenta de que podía ganar y por eso aceleré el ritmo”, dijo Desisa, de 25 años.
Dos horas después de cruzar triunfal la meta de Boylston Street en 2013, explotaron dos bombas que provocaron tres muertes y 260 heridos.
Desisa decidió entonces entregar la medalla de ganador a la ciudad de Boston. Dzhokhar Tsarnaev fue considerado culpable de los atentados y a partir de hoy comienza la fase en la que se decidirá su castigo, que podría ser incluso la pena de muerte. Su hermano Tamerlan, el otro presunto autor del atentado, murió durante la persecución que tuvo varios días en vilo a la ciudad.
En categoría femenina, el primer lugar fue para la keniana Caroline Rotich, que ganó con un tiempo de 2:24’55’’, tras batir en el sprint final de Boylston Street, a la etiope Mare Dibaba. La también etíope Buzunesh Deba fue tercera.
Rotich se quedó muy lejos de la marca de la prueba que impuso el año pasado la keniana Rita Jeptoo con un tiempo de 2:18’57’’.
“Cuando tomé la última curva y vi la línea de meta, me dije: ‘No se me puede escapar’”, señaló la vencedora.
A 400 metros de la llegada, Dibaba iba por delante, pero entonces Rotich cambió de ritmo. “He esperado mucho tiempo este triunfo y he entrenado muy duro”, dijo Rotich, satisfecha y aliviada.
Unos 30.000 corredores participaron en la prueba que se celebra cada año el tercer lunes de abril coincidiendo con el día festivo de Patriot’s Day.
Pese al frío, la carrera, así como el partido de béisbol de los Boston Red Sox en el día festivo, marca el oficioso inicio de la primavera tras uno de los inviernos más duros en Boston, que registró marca de precipitaciones de nieve.