Las asociaciones deportivas, ineficientes

POR HÉCTOR REYES
(TERCERA PARTE)

OTHÓN Díaz Valenzuela asumió el compromiso como subdirector de Calidad para el Deporte de la CONADE el primero de enero del 2013, con la premisa de que en México sufre grandes carencias, una de las más importantes: La ineficiencia de las organizaciones deportivas para cumplir con el objetivo de promover, desarrollar y dirigir el deporte.
Su propuesta era ambiciosa, crear las bases de una gestión de calidad y transparencia  con programas eficientes que apoyaran a los deportistas y México fuera líder regional, potencia continental y protagonista mundial. La realidad de las Asociaciones Deportivas Nacionales (ADN) supera la imaginación, no obstante el intento de profesionalizarlas ante los eternos vicios y causantes principales de los pobres resultados deportivos.
No obstante, el diagnóstico se subsidió a 45 Asociaciones Deportivas Nacionales con 414 millones, 119 mil pesos. En tanto, estos organismos no reportan sus ingresos por concepto de Federaciones Internacionales y autogenerados a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.
Por sus enormes adeudos, señala el informe, la Federación Mexicana de Atletismo cambió de razón social a la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo. Otras que estaban o están en esa misma situación son la Federación Mexicana de Voleibol y la Federación Mexicana de Tiro con Arco.
Las debilidades que detectó Díaz Valenzuela son muchas, no obstante que procuró obtener normas de calidad y profesionalizar sus estructuras internas. Como punto inicial, señaló que las ADN presentan deficiencias organizacionales; los directivos no cuentan con el perfil para cumplir con las funciones que les corresponde; la percepción social sobre el uso de los recursos públicos en las organizaciones deportivas es negativa por falta de transparencia y eficacia.
Dentro del diagnóstico preparado para el nuevo director general de la CONADE, Alfredo Castillo, encontró importantes retrasos en la comprobación de los recursos públicos asignados y  problemas fiscales que pusieron en riesgo su operación; además de que carecen de una verdadera democracia participativa y se perpetúan los malos directivos.
Díaz Valenzuela planteó algunas líneas de acción para romper con el círculo vicioso de las ADN. Mientras la preocupación del gobierno era dotarlas de recursos y hacer su trabajo técnico, por el otro cerraron filas a través de la Confederación Deportiva Mexicana que ya no es reconocida por el Sistema Nacional del Deporte.
Dentro de las estrategias del gobierno obligó a las Federaciones a desarrollar o actualizar el soporte documental que rige la administración interna y garantizar un trabajo eficiente, entre ellas, la actualización de su marco jurídico y normativo para que cumplieran con las leyes mexicanas. Situación que fue aprovechada para modificar los estatutos internos a su conveniencia.
Con base en sus conocimientos de administración, Othón Díaz concentró las tareas en 12 líneas de acción para definir estructuras organizacionales, desarrollar planes estratégicos, integrar un manual de organización y procedimientos, definir los perfiles de puestos técnicos y administrativos y promover la contratación de personal adecuado.
Promovió el cumplimiento fiscal, el desarrollo de programas deportivos, brindó capacitación a los federativos, estandarizar salarios cubiertos por CONADE, promover la inclusión de asociaciones que representan a las entidades deportivas, así como la democracia en sus procesos de elección. Hizo especial énfasis en establecer un esquema para el uso transparente de los recursos privados y garantizar su aplicación a través de aspectos medibles.
Dentro de los recursos de CONADE, de enero a agosto del año pasado, el Comité Olímpico Mexicano recibió 160 millones de pesos, seguido por el Consejo Nacional del Deporte para la Educación con cerca de 26 millones de pesos.
Dentro de las Federaciones Deportivas Nacionales, la Federación Mexicana de Natación tuvo ingresos por 73 millones de pesos, seguida por la Federación Mexicana de Taekwondo, con un monto cercano a los 12 millones de pesos y la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, a pesar de problemas legales ante la CAAD recibió ocho millones, 483 mil pesos y la Federación de Gimnasia, casi 10 millones de pesos.
A la fecha se ha cumplido con el 43 por ciento de los objetivos en esta materia y preocupación del Presidente de la República Enrique Peña Nieto, dentro de sus compromisos establecidos al inicio de su gestión.

Luz Mercedes Acosta recibe al fin su medalla olímpica

“Los valores olímpicos están a flote y se ha hecho justicia. Es un sabor que me deja bien", dijo

Paty Guerra tiene de aliado al mar

Patricia Guerra quiere ayudar a niños de tres y cuatro años con problemas cardiovasculares

Natalia Botello, campeona del Campeonato Nacional de Esgrima

La subcampeona olímpica juvenil ya tiene en la mira los Panamericanos en Lima

Bronce para México en el Mundial de Gimnasia de Trampolín

Dafne Navarro Loza y Melissa Flores Garza hicieron historia en San Petesburgo

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS