Jessica Ashley, cinturón de castidad

POR GRACIÁN DE HERRERA

LA imaginación sobrepasó a la realidad de la modelo y escritora Jessica Ashley.
Creadora de mundos e historias fantásticas, la estadounidense de 25 años abrió un compás a sus inquietudes.
La fama tocó a su puerta y aceptó el reto.
Dejó atrás las historias que la desvelaban frente a la máquina de escribir Remington que le regaló su abuelo.
Los cuentos que empezaba a darles forma a principios del año pasado quedaron inconclusos debido a un llamado a su puerta.
Las historias entretejidas de un pueblo ubicado en una inmensa llanura donde los búfalos pastaban hace dos centurias eran el escenario de sus fantasías.
Clamaba amor en el agitado viento que anticipaba la primavera de Michigan, su estrella natal.
El sonido de las teclas eran una caricia, un impulso, un ataque con furia: pasión pura que languidece.

[new_royalslider id=”301″]

Jessica estaba entusiasmada al borde de un suspiro ahogado, con la piel enardecida por la imaginación y la puerta del deseo clausurada.
Ella era la protagonista de los cuentos eróticos producto de una juventud abrazada por gotas de agua en el vagar de un pueblo donde el amor heredaba el sonido del galope de las manadas del símbolo de las praderas perseguidas por lobos, indios y el hombre blanco.
Playboy TV la descubrió a través de su página de Facebook y le ofreció ser modelo. Lo que no sabía el productor: Jessica, licenciada en letras inglesas y psicología, anticipó el momento premonitorio que cambiaría por completo su vida.
El timbre de su departamento ubicado en Detroit sonó en medio del acto creativo, la mente sublimada por el espacio literario y el temblor de la tierra por la infausta suerte del búfalo americano le provocó un sobresalto y botó la llave del cinturón de castidad que se había puesto para sentir y describir sus historias con la mayor fidelidad posible.
Jessica soñaba recorrer el viejo oeste sobre un mesteño a todo galope, había olvidado que estaba sujeta al artefacto medieval creado por los hombres que iban a la guerra y de resultados fatales para la mujer.
Jessica firmó un contrato que la ligó a Playboy y posó para la revista en junio de 2014, semidesnuda porque no ha podido encontrar la llave que la libere de tan pesada carga.
Ahora Jessica colecciona orejas de conejo en memoria de Julio Cortázar, proclive a expulsar conejitas blancas, pero lo que no dijo del insigne escritor argentino es que murió asfixiado por la llave que se le atoró en la garganta.

La reina del metroflog actualmente luce espectacular

Ha vuelto para reclamar su corona.

VIDEO: Así apoyó Yanet García al Tri

La guapa conductora encendió redes sociales con su publicación.

Aracely Arámbula mantiene su figura

La actriz compartió una foto en bikini en la que se compara con su versión de 1998

Erick Gutiérrez ya fue recibido por el PSV Eindhoven

El monarca de la Eredivisie compartió en sus redes sociales la llegada del volante surgido en Pachuca

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS