Beyoncé, semidesnuda en la alfombra roja del Museo Metropolitan

NUEVA YORK (EFE).- La libre interpretación del “dress code” de temática china para la gala del Metropolitan, considerada “la alfombra roja del año”, acabó traduciéndose en momentos tan impactantes como el dragón en el tocado de Sarah Jessica Parker, la capa imperial interminable de Rihanna o el semidesnudo de Beyoncé.
“China: A través del espejo” es la exposición del museo Metropolitan y el Instituto del Traje que dirige Anna Wintour, pero una vez más su gala benéfica, la que más flashes acapara en Nueva York en todo el año, fue una batalla campal por encontrar el “look” más destacado.
Sarah Jessica Parker incendió las redes sociales no tanto por la elección de su vestido, diseñado por ella misma para la marca H&M, sino por lo que culminaba su “look”: un tocado en llamas rojas de Philip Treacy, el mismo que hace dos años le creó un penacho de plumas punk.
Jennifer Lawrence, madrina del evento, fue una de las primeras en llegar, con un vestido “cut out” de Dior. Sofisticación en el vestir y desaliño en el pelo, más en consonancia con su buen humor.
La casa Givenchy se hizo con un trío de ases: Julianne Moore de negro, con un corpiño geométrico, se llevó el título de la más elegante, mientras que Amanda Seyfried, de blanco con cuello halter, y Jessica Chastain, fiel al dorado con corte de sirena, también destacaron en su discreción.
Por el lado contrario, chirriaron sin poder ni querer evitarlo las estrellas de nuevo cuño: Miley Cyrus, atrapada en la temática punk de hace dos años, ahogada en un cuello de tachuelas, y Lady Gaga, que hizo un batiburrillo con la dinastía imperial, la peineta y el maxiescote.
Madonna y Katy Perry llegaron ambas del brazo de Jeremy Scott, el diseñador más pop del momento. No se acabó de entender la estética grafiti para ambas (¿un guiño al arte caligráfico?) y menos aún el vestido de Madonna con el nombre de su último álbum, “Rebel Heart”.
Casi la última en llegar, dándose ese toque de realeza de las grandes divas, fue Rihanna con un vestido-abrigo de cola interminable que le convirtió, como en su propia canción, en “Princess of China”. Un acierto en su exageración.
Pero claro, el último lugar correspondía a la que, en su juventud, es ya realeza del espectáculo, Beyoncé, quien entendió China como una oportunidad para combinar transparencias y bordados, mostrar su cuerpo casi por completo, aparecer rubia y con coleta alta y ofrecer una de las imágenes de la noche por obra y gracia, también, de Givenchy.
Así las cosas, ¿qué se puede decir de una alfombra roja en la que Cher fue la única que puso un poco de cordura de la mano de Marc Jacobs?
Kim Kardashian, vestida de Roberto Cavalli y marcando, cómo no, su comentado trasero; una imposible Katie Holmes recuperando el “look Chicago” con Zac Posen.
Dakota Johnson siguió confundiendo los grandes eventos con cocteles de media tarde. Por su parte, la actriz colombiana Sofía Vergara exhibió sus encantos vestida de rosa palo. (Fotos: AFP)

Tenis de Kanye West baten la marca de los Jordan de más de 500 mil dólares

Los Nike Air Yeezy 1 fueron compradas por 1.8 millones de dólares en una plataforma de inversiones especializada

Iker Casillas y Sara Carbonero anuncian su divorcio

A través de una carta compartida en redes sociales, ambos confirmaron el fin de su relación; permanecerá el beso que se dieron tras el campeonato de España en Sudáfrica 2010

Destrozan en redes el show de The Weeknd en el Super Bowl LV

Los internautas criticaron la falta de invitados y espectáculo en la presentación durante el medio tiempo

Raúl Jiménez ya está listo para celebrar el Halloween

El jugador del Wolverhampton subió una foto en familia ya preparado para la festividad

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS