Carolina de la Torre, sin cirugías

ESTA belleza colombiana ha encendido la pantalla chica con programas deportivos en los que han quedado claras las razones por las cuales no la podemos dejar regresar a su país.
Su origen explica su personalidad. Nació en Medellín, la ciudad más alegre de Colombia, ubicada en el trópico y donde la serenata, la trova, el bolero y el vallenato estremecen las calles en un perpetuo carnaval donde el sudor, la sensualidad y el color saturan el ambiente.
Así es Carolina: su cuerpo siempre está en carnaval. Baila. Suda. Sonríe. Es disparatada en sus respuestas. Medellín entera, con su clima caluroso y húmedo, su verde intenso y la música que siempre se está escuchando en todas las casas y en todos los taxis, vienen con ella. Empezó en su ciudad natal como modelo de ropa interior. Luego, en Bogotá, se inició en el mundo del teatro y las telenovelas. A partir de entonces, su belleza ha acaparado portadas en revistas y programas que la han llevado a recorrer buena parte del continente. Sin embargo, México se volvió su segunda patria pues no hay cosa más parecida que las culturas colombiana y mexicana: sabores, climas, música, historia, colores, costumbres muy similares. Aquí es donde Carolina ha decidido pasar sus mejores días sobre la Tierra.
-¿Cómo era tu vida en Medellín antes de que iniciaras en el modelaje y la televisión?
“Bueno, es un poco como Cuernavaca, la Ciudad de la Eterna Primavera; hace un calor increíble. Las mujeres son muy bonitas, andan en minifalda, se visten de colores, el clima es espectacular, la ciudad es preciosa. Por eso, cuando llegué a Bogotá resentí el clima. Es caótica, es gris, hace mucho frío y llueve mucho”.
-Un poco parecida al DF entonces…
“Sí, más o menos, caótica y con smog. Pero sí fue un cambio muy duro porque venía de una ciudad tropical, más calientica, y llegar al frío, donde todos se visten de negro y con abrigos.
“En mi país hice un especial que llamaron ‘Modelos sin Cirugías’. De hecho, nos hicieron radiografías y exámenes médicos para verificar que, en efecto, no tuviéramos siliconas en el cuerpo. Yo no tengo ninguna cirugía, no me he hecho nada, todo lo que tengo es gracias al ejercicio y a la buena alimentación. Aparecimos cinco modelos y se trató de una edición de reciclaje. Todas las modelos, cien por ciento naturales”.
-¿Qué diferencias y similitudes encuentras entre las culturas colombiana y mexicana?
“¡Ah, súper parecidas! Somos alegres, fiesteros, somos amigables. Yo digo que el mexicano y el colombiano hacen muy buena química”.
Carolina muestra su esplendorosa belleza en una exquisita sesión fotográfica para la revista Open de mayo.

Celia Lora y su sensual festejo tras triunfo del Tricolor

Daniella Chávez, nuevamente con México

La modelo chilena mandó sus buenas vibras al Tri que enfrenta a Corea.

Celia Lora y su candente apoyo al Tricolor

Celia Lora reventó las redes sociales con una sensual fotografía donde muestra su apoyo al Tricolor.

Rusia, tierra llena de beldades imponentes

Sin duda, una pequeña mirada basta para identificar un par de ojos de ensueño, una cabellera seductora y una figura que incita al infarto

Newslwtter
NOTICIAS