Los contrastes en Chivas: De indispensables a la banca

Mexico, 2015-06-04 18:15:02 | María Vega

GUADALAJARA.- La carrera de un futbolista tiene altas y bajas constantemente, son pocos los que pueden escapar a esta ley que parece escrita dentro del balompié. Y es en México en donde esto suele acaparara la atención, pues quien fue estrella en un equipo, puede llegar a otra institución y pasar sin pena ni gloria.
Y son las Chivas un equipo de esos en los que muchos elementos llegan con buenas credenciales y el peso de la historia rojiblanca acaba por hundirlos o que se vayan quedando a deber. En lo que respecta al Apertura 2014 y el Clausura 2015, algunos elementos que eran hombres de hierro pasaron a ocupar su lugar en la banca y en otros casos en la tribuna.
De un torneo a otro las cosas se les dieron de forma muy distinta. Comenzando por el mediocampista Fernando Arce, que llegó en el Apertura en calidad de refuerzo, con el aporte de la experiencia, en un momento apremiante que era el descenso. Bajo el mando, primero de Carlos Bustos y cerrando el campeonato ya con José Manuel de la Torre, Arce jugó en los 17 juegos de la fase regular, todos como titular, para sumar en total 1426 minutos, además de que marcó 3 goles todo cambió para el Clausura, pues Arce no figuró en el once del “Chepo” y acabó teniendo un pobre torneo, jugó apenas en ocho partidos, dos de ellos nada más como titular, sumó 247 minutos y se fue sin gol.
A la lista se agrega el caso de Patricio Araujo, quien jugó en once partidos del Apertura todos como titular, para sumar 973 minutos, el contraste es mayúsculo en su caso, pues en el Clausura fue prácticamente borrado y relegado, pues sólo estuvo presente en un partido, en el cual fue titular y salió de cambio al minuto 65, por lo que esa fue la cantidad de minutos que jugó con el primer equipo en Liga.
El guardameta Antonio Rodríguez fue el titular en el Apertura, jugó los 17 partidos completos y recibió 20 goles; para el Clausura comenzó en el primer partido en el once inicial del “Chepo”, recibiendo dos goles, pero esa fue toda la acción que vio, 90 minutos en todo el campeonato, pues fue relevado por Luis Michel, debido al tema de experiencia.
Néstor “Woody” Vidrio jugó 14 partidos completos, todos como titular, sumando 1238 minutos en el Apertura. Para el Clausura sus números bajaron, pues pasó de ser titular indiscutible a un jugador alternado, dando como resultado actividad en 12 juegos, seis como titular y la cantidad de 656 minutos.
Uno más, es el caso de Ángel Reyna, que llegó como figura al Rebaño, pero no ha podido destacar. En el Apertura jugó en 14 partidos, once como titular, sumando 970 minutos; la intermitencia y lesiones lo acompañaron para el Clausura en donde sus números fueron más bajos, pues jugó en doce partidos, cuatro como titular y no completó ni uno solo, apenas vio actividad en 408 minutos.
Finalmente David Toledo, jugó once partidos, ocho como titular, sumando 709 minutos en el Apertura, en el Clausura apareció en siete, seis como titular y acumuló 446 minutos.
Un caso especial es el de Aldo de Nigris, quien en el Apertura jugó en once partidos, seis como titular y vio 466 minutos, pero se fue sin hacer gol. Para el Clausura jugó en 14 partidos, apenas dos como titular, acumulando 439 minutos, pero consiguió marcar en tres ocasiones, a pesar de que jugó menos. Otra situación de pena ni gloria, la vivió “Cubo” Torres, que llegó a reforzar al equipo por un torneo, pero con un cártel de goleador en la MLS y de seleccionado nacional, fue relegado a la banca y en ocasiones a la tribuna, pues sólo vio actividad en cinco partidos, ninguno como titular, hizo dos goles y sumó apenas 95 minutos en el terreno de juego. (Óscar Beltrán/ESTO Jalisco)