Moderatto se consagró en el Auditorio Nacional

Mexico, 2015-06-09 10:38:51 | Redacción ESTO

CORTESÍA DE MIGUEL ÁNGEL GARCÍA SOTO
FOTOS: ÉRIK ESTRELLA

EN su novena aparición en el Auditorio Nacional, el fenómeno musical mexicano del pop-rock Moderatto y su renacer como “Malditos Pecadores”, su reciente producción discográfica que cuenta con Disco de Oro y Platino; deleito a más de nueve mil espectadores con un emotivo y vibrante show el pasado domingo.
El performance de la banda es oro puro; en las inmediaciones del Coloso de avenida Reforma llegaban miles de fans con gorras, tazas, discos, stickers, pins; playeras en su mayoría negras, algunas moradas y pocas en tono rosa con la leyenda de “Maldito(a)s Pecadores” y en grandes letras el nombre de la banda; maquillaje en los ojos de niños, jóvenes y adultos bien caracterizados de sus ídolos; familias, padres e hijos; barbas largas, tatuajes y demás parafernalia por la celebración de la agrupación que ya cuenta con 14 años en la escena musical.
Ante un aforo en un 95% de su capacidad, en punto de las 18:00 horas los encargados de inaugurar esta gran fiesta fueron los integrantes de la banda rock-pop argentina Tan Biónica interpretando seis temas con los cuales calentaban las palmas del presente en el recinto.
Detrás de un silencio cayó una sábana blanca que cubría la vista del encuadre escénico; el público ya ávido de la presentación estelar comenzó a corear “Moderatto, Moderatto” con aplausos ensordecedores y tras una espera de alrededor de veinte minutos, salieron al escenario los héroes pecadores de la noche, con el tema “Autos, moda, rock & roll”; de fondo se encontraba una imagen digna de postal; era el retrato de un hombre multicabezas con los integrantes de la banda en un desierto extraído del libro vaquero; por ambos lados dos chicas en pole dance; comandados por Bryan Amadeus y vistiendo de negro, levantaron al Auditorio Nacional en júbilo mientras por los aires volaban destellos de papeles miniatura en sus diferentes colores.
“Bienvenidos, malditos pecadores, les prometo que va a ser la mejor noche de nuestras vidas”, declaro el vocalista para seguir con “Ando bien pedo, bien loco” en su versión autodenominada por ellos como el método en el que hacen suya la canción llamado “Moderatizar”, acompañado de un espectáculo de luces pocas veces visto; se vislumbró un tono de iluminación rojizo para que interpretaran “Que no quede huella”, “Como quien pierde una estrella” y “Sentimental”, que puso a saltar a las más de nueve mil alamas expectantes; “Si mi delito es rockear” se escuchaba al máximo con el coro de “Culpable, culpable”, junto con las palmas de los presentes voltearon en algarabía el emblemático inmueble.
“Un sueño de 5 amigos que la primera vez que vine al Auditorio Nacional me senté arriba y soñaba con algún día tocar en este escenario; con un cambio individual podemos hacer que este lugar sea el lugar más increíble de Latinoamérica”, citó Jay de la Cueva. Continuaron con “De mí enamórate”, “Mil demonios”, “Te hubieras ido antes”, “No hay nada más difícil que vivir sin ti”; y de un instante a otro se desprendió el fondo dejando una imagen de la portada del disco y así sonar “Zodiaco”, “Márchate ya”.
“Ya lo venía venir el himno internacional de los malditos pecadores”; en una especie de concurso subió a tocar junto al grupo a un niño a quien le obsequiaría su guitarra. Siguieron con “Quemando de amor” durante la interpretación llamas ascendentes emergían del suelo, “Muriendo lento”, donde Jay se montó en un staff y dio la vuelta a la parte baja del Auditorio; parecía que todo había acabado, pero el tocar del piano dio inicio al tema “Llamada de mi ex”, finalizaron con “No podrás” y “Gracias”, declarándose inmensamente agradecidos por la eufórica participación de la asistencia.
Sin duda un performance enorme, una actuación bien producida, temas emblemáticos y un enérgico show, dejó Moderatto en el inicio de su gira “Malditos pecadores”.