Ni tan Solo, Juan dará concierto en el Metropólitan

Mexico, 2015-06-10 09:48:51 | Redacción ESTO

CORTESÍA DE JESÚS TEPEPA
FOTOS CORTESÍA: OSWALDO FIGUEROA

SE puede transitar por diversos senderos… caminar entre anhelos… navegar por la mar de ilusiones… pero cuando se logra convertir la realidad en fantasía, la luz cambia de colores… Así ha sucedido con Juan Solo, quien este viernes 12 se presentará en el teatro Metropólitan con su gira “Quítame lo solo”.
“Agradezco a este teatro el poder estar aquí en un concierto que ansío, me llena de emoción pues lo preparé con mucho cariño para que me escuchen quienes aún no se convencen de mi proyecto; me siento obligado a riesgos, soy atrevido, me propuse llegar acá y el corazón se me sale”, comentó.
Con este señor sucedió lo impensado: su disco fue financiado ¡por los fans!, pues no tenía recursos.
“Me siento bendecido por el cariño y apoyo, mi disco se pagó al hacer la convocatoria por internet, se juntó dinero y se pudo hacer; los pasos que he dado son sinceros, no había con qué y deseaba hacerlo, encontré cómplices muy fieles a quienes yo también les soy fiel”.
Una era muy revolucionada, casi no hay compás de espera en el infinito laberinto del tiempo.
“El reto es no rendirse, veía que mis rolas no llegaban, fue desesperante; hoy me cuesta menos trabajo, pero es que no sé dejar de chambear, encontré un camino en las redes sociales y lo disfruto”.
Encontrar una vereda propia no es sencillo entre un verdadero alud de caminos.
“Todos los artistas tenemos una esencia que se sacrifica en parte al buscar quien produzca; por fortuna yo produzco mi música con mi amigo Rafa, quien no se espanta de lo que muestro, al contrario se pone feliz y trabajamos”.
El contar canciones o cantar historias es una forma de vida.
“Hice ya oficio de componer, no necesito pelearme para escribir algo, tampoco tengo un ritual, si algo me mueve lo hago más sencillo, las canciones escritas con verdad tienen poder”.
El camino se ha andado, ahora parará un instante para mostrar su abanico.
“Queremos hacer todo un espectáculo más que solamente un toquín”.
Ahí va Juan Solo, ni tan solo.