América

El “Guamerucito” ya disfruta de ser americanista

Mexico, 2015-06-13 12:06:43 | Manuel Gómez

FOTO: JOSÉ LUIS GARCÍA

ALBERTO García está superfeliz. Para el “Guamerucito” integrar la plantilla del América es un privilegio.ESTO platicó en la madrugada con el nuevo integrante de las Águilas, quien refleja optimismo, aunque está consciente que debe redoblar esfuerzos para ser titular, porque el cuadro de Coapa tiene jugadores de renombre.
Tampoco se siente acomplejado.
“Llego para aportar y aprender. Estoy consciente que para ser titular requiero de mucho esfuerzo, pero por mí no quedará. En cada entrenamiento dejaré lo mejor, y si el técnico me da la oportunidad de jugar en los partidos, lo haré con mucho entusiasmo”, explicó al Diario de los Deportistas.
A corta edad, 21 años, “Guamerucito” piensa en grande: “Como la película, es un triunfo más en mi vida, gracias al apoyo de mi familia, y por supuesto a la confianza del señor Ricardo Peláez, del señor Pepe Romano y del señor Ignacio Ambriz, quienes se han fijado en mí”.
Su pasado Chiva no lo inquieta: “Estoy agradecido en las instituciones donde he jugado, y en cada una he manifestado esfuerzo, como lo mismo haré aquí, con América, una institución relevante, con mucha historia y exigencia, como lo fue en Chivas, del que, repito, estoy agradecido”.
Se le comentó que pocos son los jugadores que tienen la oportunidad de vestir ambas camisetas, y Alberto García respondió así: “Por eso digo que me siento privilegiado, y como dije, a cada una respeto, pero ahora estoy de este lado, y quiero triunfar con el América”.
La fe mueve montañas: “Estoy agradecido con Dios, por las oportunidades que me ha brindado”.
Ya platicó con Ambriz: “Nacho me dijo que confía en mí, como lo mismo con los demás jugadores, que manifieste mi mejor esfuerzo y que haga bien las cosas, que juegue como lo he venido haciendo. Que no presione, que esté tranquilo, y la verdad, me siento contento, eso sí, con la responsabilidad de responder”.
Conoce algunos americanistas, como Michael Arroyo y el Chepe Guerrero, “con quienes estuvo en el Atlante, pero de todos aprenderé y aportaré lo mucho o poco que sé”.
Tampoco le pesa llevar el mote de “Guamerú” García, como su papá: “Al contrario, me motiva para ser cada día mejor. Para crecer, y si mi padre dejó huella en el futbol, yo busco hacer mi propia historia, trascender a mi estilo, claro, sin hacer a un lado lo que mi padre consiguió”.