El romanticismo musical en plenitud, Ángeles Negros en el Auditorio

Mexico, 2015-06-18 08:37:48 | Redacción ESTO

Foto: Jorge Barrera

POR ALMA ROSA CAMACHO
FOTOS: JORGE BARRERA

UNA velada por demás romántica, llena de nostalgia por el primer amor que quedó en el recuerdo; fue lo que brindó en la noche de ayer la agrupación setentera Los Ángeles Negros, celebrando a los papás de México, en el escenario del Auditorio Nacional.
Mario Gutiérrez, fundador y guitarrista; Johnny y Mauricio, voces; fueron el rostro de Los Ángeles Negros, para clamar que sus éxitos románticos tienen vigencia en grabaciones como en vivo por parte de su audiencia.
Quizá la lluvia mermó el interés de un público que faltó que llenara el Coloso de Reforma. y sin embargo los presentes disfrutaron del repertorio de estos músicos y vocalistas que celebran 47 años de existencia en el gusto de sus seguidores.
Se hicieron acompañar de la cantante y actriz Kika Édgar con “Cómo quisiera decirte”, en la cuarta vez que pisan este recinto; de Juan Pablo Manzanero, “Debut y despedida”; con el grupo Natallino, “A tu recuerdo”, y con Daniel de La Gusana Ciega, “Amor por ti”.
Los Ángeles Negros hablaron de lo emocionante que era volver al Auditorio, sin inmutarse porque muchas butacas lucieron vacías, a excepción de las que ocuparon diplomáticos de Chile, como José Alfredo Jiménez Jr. y Jojojorge Falcón.
Con canciones antiguas como las llamaron, de su álbum “En vivo & sin etiqueta” y lo más reciente de “No morirá jamás”, fue como consintieron a sus fans con una interpretación impecable, excelente sonido como iluminación.
Pasadas de las 20:40 horas, abrieron la noche romántica no sin antes decir que era dedicada a los papás mexicanos, con “Déjenme si estoy llorando” y seguir con “Ayer preguntaron por ti”.
“Qué bonita noche romántica tenemos”, dijo muy gustoso Mario.
Con “Si las flores pudieran”, de Nelson Ned, prosiguieron, para después darle paso a un tributo musical a compositores de México, de cuya sociedad están cumpliendo 70 años de existencia.
Como en un trenecito se escuchó la letra de José Alfredo Jiménez, “Serenata”, “Despacito”, de Consuelito Velázquez, “Amar y vivir “, también “Me caí de la nube”, “La mentira”, “Háblame” y con un cierre espectacular en la voz de Johnny, “Granada”.
Dedicándola a las mujeres mexicanas, “Mejor es morir”, para continuar con “Si lloré” con el canto de Mauricio y saxo de Leo.
Para “Antes de que nos olviden”, la interpretaron en solitario sin Saúl de Caifanes, pero sí en las voces de Johnny y Mauricio como con el acompañamiento de la guitarra de Mario Gutiérrez.
Una y otra vez confiaron al público sentirse nerviosos y emocionados en sus 47 años de trayectoria.
“No morirá jamás”, fue otra canción, y sin dejar de gritar “¡Viva México!”.
“Jezabel”, “Tú y tu mirar”, “El rey y yo”, además de “Tanto adiós”, “Porque te quiero”, “Cuando tú te vayas”, “Esta noche la paso contigo”, “Mi niña”, “Luna de abril”, “Murió la flor”, “Ámame”, “A la mujer que tanto amé” y un cierre apoteósico con “A ti” y “Volveré”.