Jonathan dos Santos y su primer torneo con Giovani

Mexico, 2015-06-18 08:44:18 | Luis García Olivo / Enviado

Foto: Érik Estrella

UNIDOS por la naturaleza y separados por el destino.
Los hermanos Dos Santos tendrán un verano inolvidable. Hoy la justicia les sonríe.
Dichosos serán sus días, pues al igual que en el Villarreal, los consanguíneos se reencontrarán, compartirán vestidor, rezarán en la cancha y jugarán por primera ocasión un torneo oficial con la casaca Tricolor.
Ya se les hizo.
Sudáfrica 2010 registró un sueño truncado para Jonathan, pues no integró el listado del entonces “Vasco” Aguirre para jugar el Mundial, mientras que Gío sí participó, pero no como hubiera querido, pues lo hizo con un nudo en la garganta al despedirse de su pariente.
El tiempo pasó, a ambos les llegaron convocatorias con Chepo y Vucetich, pero ni así pudieron coincidir en un torneo oficial, pues ahora el tema de las lesiones marginaron al hermano menor.
Previo a Brasil 2014, el presente de Jona fue desesperante con tanta lesión y sumido en el banquillo de suplentes en el Barcelona, mientras que Gío la hacía de “trotamundos” en Tottenham, Ipswich Town, Galatasaray, Racing de Santander y Mallorca, pero no fue sino hasta el 2013 en donde tocó base en el Submarino Amarillo, base en la que hubo continuidad y se reencontró con Jonathan, por lo que un sueño más se cumplía, pero ni así podían estar juntos en el Tricolor, ya que en vísperas del Mundial, este último no salía de lesiones.
Hoy el presente es diferente, Miguel Herrera nuevamente los convoca de cara a un año de alta competición, la Copa Oro es su recompensa, no subieron al barco chileno y sí al de alta exigencia y obligación, pero qué importa vivirán su primer torneo oficial con México.
“Será el primero con mi hermano y estoy muy contento”, abre emocionado Jonathan sin dejar de analizar el pasado.

“Después de varios intentos de jugar un torneo juntos, hasta ahora se nos da y la verdad que sí estamos muy emocionados, felices, es un sueño que siempre hemos tenido desde chicos, gracias a Dios se nos da”, explica el menor de los Dos Santos, quien recuerda que ya han jugado juntos con el Tricolor, pero “creo que esto no se comparará con la Copa Oro, será mi primer torneo oficial”, comparte para ESTO.
Cual rueda de la fortuna, Jonathan asemejó la vida futbolística, sabe que a veces se está arriba y en otras abajo, así como las veces en que se tiene un buen presente y luego se es asaltado por las lesiones, pero para su fortuna, hoy el presente le sonrió y le hizo justicia a tanto mal al perderse Mundiales por lesión o por decisiones técnicas.
Él lo toma con calma.
“En el futbol siempre pasan esas cosas, siento que no tuve una carrera limpia de alguna manera, pero después de mi lesión las cosas se están poniendo en su lugar, tuve la suerte de llegar a Villarreal y tener minutos, y ahora estar en otra convocatoria con la Selección y en el gran torneo que es la Copa Oro y lo que más anhelo ahora es poder ganarla”, afirma con ferviente optimismo.
Con gorra Tricolor, Jona no minimiza el torneo de la Concacaf, sabe las exigencias que conlleva, por lo que al ver la calidad de jugadores que participan en la Copa América le entra la duda en cuál hubiera preferido participar, pero regresa a los ideales mexicanos y hasta consanguíneos.
“La Copa América tiene más reproducción en todo el mundo, la Copa Oro tiene su importancia, no la dejemos de lado, es la Copa que nos da la Confederaciones y estamos obligados a ganarla”.
El jugarla con su hermano no solamente lo contagia de felicidad, sino que también el hecho de estar al lado de su “carnal del alma”. Carlos Vela, con quien ha forjado más que una gran amistad.
“Jugar con él, es uno de mis mejores amigos, es como mi hermano, sin duda que será un torneo inolvidable, es mi primer torneo oficial y jugarlo al lado de esa gran amistad es algo muy bonito”, dice al grado de compartir la ambición del “Bombardero”.
“Él está muy motivado, por eso está aquí y sino no estuviera aquí”, finaliza el menor de los Dos Santos.