Brasil vence 2-1 a Venezuela y avanza a Cuartos como primero de Grupo

Mexico, 2015-06-21 18:46:56 | Redacción ESTO

POR JAVIER JUÁREZ
ENVIADO ESPECIAL

SANTIAGO, CHILE.- Solo faltaban ellos, Brasil no podía ser excluido de la siguiente fase, el Scrach du Oro se convirtió en el último invitado a los cuartos de final de la Copa América.
La canarinha sufrió, Venezuela dio pelea, final dramático pero no hubo milagro, los amazónicos siguen, la Vinotinto de vuelta a casa.
Thiago Silva y Firmino colocaron los goles cariocas, Miku ilusionó a los venezolanos. Quedó en eso.
Sin la magia de antaño Brasil avanzó, Paraguay es su siguiente obstáculo.

EL PARTIDO
Sin jugar Brasil ya estaba eliminado en ese momento, el empate minutos atrás entre Colombia (4 puntos) y Perú (4 puntos) mandó a los amazónicos al fondo del tercer sector, el Scratch du Oro requería de los tres puntos para olvidarse de las matemáticas y obtener su pase a la siguiente fase.
Ya sin Neymar el conjunto carioca depositó la magia en Robinho y Coutinho, el ex del Real Madrid recuperó parte de su mejor nivel y comenzó a generar peligro en el área venezolana.
Robinho se volvió cómplice de Dani Alves y William por la pradera derecha, Rosales y Vizcarrondo sufrieron para detenerlos.
Brasil encerró a la Vinotinto muy pronto, la zaga no resistió más, Thiago Silva sacudió la red venezolana.
La canarinha hirió primero, su pase y liderato estaba en la bolsa.
El acoso siguió, Robinho a pase de Dani Alves casi marca el segundo tanto, su tiro pasó ligeramente elevado.
Venezuela careció de reacción, Rondón estuvo muy solo al frente, Arango permaneció alejado del área, su educada pierna zurda no apareció.
Brasil metido en lo suyo, ataque constante, Filipe Luis también probó a Baroja, el zaguero del Chelsea casi marca el segundo.
La intensidad diminuyó poco a poco. Así se fueron al descanso.

EL COMPLEMENTO
Al regresar al campo Brasil volvió a inquietar a Baroja, Thiago Silva nuevamente apareció en el área, remató de cabeza pero el portero desvió de forma increíble.
La Vinotinto lució más agresiva, necesitaban del empate para aspirar pasar a la siguiente ronda.
Venezuela iba en ascenso cuando llegó el segundo gol de los cariocas, Firmino cerró la pinza en una descolgada de William.
El segundo gol amazónico tundió el ánimo de los venezolanos.
Arango sacó el pecho y casi logra el tanto del descuento a través de su especialidad, el tiro libre.
Comenzó el desfile de cambios, Dunga sacó a Coutinho, Robinho y Firmino, su poderío ofensivo cayó.
Sanvicente echó mano de González y Miku, los atacantes de inmediato inquietaron a la zaga brasileña.
Venezuela jugó con el corazón, Arango volvió a probar de tiro libre, su disparo no entró pero en el rebote Miku acercó a la Vinotinto. Drama total.
Todavía en la agonía del juego el mismo Miku dejó ir el empate. No hubo más en el Monumental. Brasil avanza.