Salsa, rumba y pasión

Mexico, 2015-06-23 09:41:45 | Redacción ESTO

CORTESÍA DE MIGUEL ÁNGEL GARCÍA S.
FOTOS: OSWALDO FIGUEROA

PASIÓN es con lo que se desempeña Óscar D’León en el escenario; enérgico y lleno de vida fue su presentación junto con Rey Ruiz, en el Pabellón Oeste del Palacio de los Deportes, bajo el concepto ¡Salsero! Vol. 2, que reúne en la capital a la comunidad amante de este género.
En punto de las 22:00 horas del pasado sábado comenzó el show con el cubano que luciendo un atuendo negro intenso, con el tema “Luna negra”, las percusiones resonando, el público bailaba y estremecía el inmueble con todo el son de Rey Ruiz. A un costado de la pista principal, jóvenes y adultos desenfrenados bailaban y coreaban la letra. Continuó con el tema “Amiga” para presentarse e invitar a que lo siguieran con el tema “Aquí estoy yo”. Para este punto el inmueble era una auténtica fiesta, otros tantos fans se alzaban a la pista, mientras una minoría se deleitaba con el ritmo manifestando cabeceos que seguían los sonidos de la salsa por excelencia. Dándose tiempo de calidad con sus seguidores, Rey bajó al escenario a tomarse un par de selfies con los afortunados que se encontraban en primera fila, al subir de nueva cuenta, emocionado, declaró: “Hoy es mi cumpleaños, hoy la fiesta es mía, no de ustedes”.
A la medianoche, muy enérgico y vibrante, salió la insigne figura de don Óscar D’León interpretando “Llorarás”, causando el estallido de guturales entre aplausos. Con camisa amarilla y su característico bigote; saltó con loca pasión “Hechicera”. Ya con la pista abarrotada de color y algarabía sobre la rumba de León. Disfrutando cada momento con desplazamientos intensos en el escenario y un frenesí pocas veces visto, se mostró El Sonero del Mundo durante el show; las manos al aire en todo lo alto “calculadora”; extasiado con meneos subversivos, la velada era puro sabor con el cha cha cha. “Pa’ los esposos que no cumplen con su deber”, cantó “Detalles”, con el rostro cubierto en sudor, mantuvo el ritmo elevado de la velada.
Óscar D’León y Rey Ruiz dieron una cátedra de sabor y ritmo, convirtieron la noche del pasado sábado con vigor y entrega en un ¡Salsero! Sólo pégate y a moverse.