FUTBOL Y ECONOMÍA

Mexico, 2015-06-23 11:08:14 | Redacción ESTO

POR JORGE SÁNCHEZ TELLO

PRACTICANDO un deporte o asistiendo a un espectáculo deportivo, el hombre satisface una necesidad. Surge, por tanto, una demanda a la que el sector asociativo y las empresas han tratado de responder.
Las Federaciones, entidades deportivas e Instituciones públicas se han encargado de ofrecer la práctica deportiva. Los clubes profesionales, las cadenas de televisión y los demás medios de comunicación, se han ocupado, más bien, de la existencia y difusión de los espectáculos deportivos.
La economía del deporte constituye un área relativamente nueva. Con el transcurso del tiempo, el deporte ha pasado de ser una simple manifestación social, destinada a la contemplación y práctica de actividades recreativas en busca de un cierto entretenimiento o satisfacción personal, al ser considerado como un bien, cuya producción, consumo, financiamiento y gestión responde a criterios de racionalidad económica.
El futbol es un juego relativamente barato para jugar, si se piensa en la logística de operación, todo lo que necesita es un balón y un poco de espacio. Esto puede, en parte, explicar por qué el futbol es el deporte más popular del mundo.
En el futbol como en cualquier otro deporte, se toman decisiones en economía y finanzas. Con un capital inicial se toma una decisión de inversión. Si hay beneficios, el capital al año siguiente aumenta, se puede invertir más, se puede ganar mucho más dinero. Es un círculo virtuoso. Si hay pérdidas, el capital se reduce, hay que partir de una base menor para recuperar lo perdido, es la travesía del desierto. Aumentar el apalancamiento, como estrategia de crecimiento, es tentador durante los periodos de euforia.
El futbol y la economía están muy relacionados, un porcentaje importante del PIB de los países está ligado con esta práctica deportiva, bien sea de manera directa o indirecta.
El mundo del futbol representa una de las mayores poblaciones del planeta, 250 millones de jugadores en los 1.5 millones de equipos afiliados por vía directa o indirecta a la FIFA. Con un PIB cercano a los 500 mil millones de dólares, lo convertían en la economía número 24 del mundo entre Bélgica y Noruega.
En el libro “El futbol es así”, el economista Szymanski y el periodista Kuper, mencionan que los clubes más importantes de futbol en Europa no se encuentran en las Capitales, a excepción del Real Madrid, ya que la mayoría se encuentra en zonas suburbanas, principalmente creados en zonas donde se iniciaban las industrias. Manchester, Liverpool, Múnich, Milán, son algunos ejemplos de ciudades en las que algunos equipos ganaron grandes campeonatos.
Al crearse este tipo de ciudades, para poder desarrollar industrias, mucha gente del campo se fue desplazando hacia ellas. Así se empezaron a poblar, y de apoco, por la necesidad de formar un equipo que represente a la ciudades, se fueron formando estos clubes, que gracias a la mano obrera, empezó a tener una importancia increíble.
Jorge Sánchez Tello
Economista de la FUNDEF
Twitter: @jorgeteilus
www.fundef.org.mx