Zulina Muñoz recomienda a los novatos que nunca dejen de soñar

Mexico, 2015-07-01 11:20:32 | Redacción ESTO

LA monarca universal supermosca del WBC, Zulina “Loba” Muñoz, nos platicó ayer sobre la bonita experiencia que vivió al dar sus primeros pasos como boxeadora en los Guantes de Oro del DF. Esta competencia, cuya celebración preserva el promotor Salvador Lutteroth Lomelí, ha marcado huella en la historia de nuestro pugilismo de novatos.
De ahí han emergido figuras que a la postre se convirtieron en reconocidos campeones del mundo, como los ídolos Raúl “Ratón” Macías y Rubén “Púas” Olivares, incluyendo al “Cañas” Carlos Zárate, por mencionar solamente a algunos entre una enorme lista.
“Venimos a apoyar este torneo con mucho gusto y motivación. Yo empecé mi carrera en los Guantes de Oro, aquí comienza la aventura hacia un campeonato del mundo. Vengo a desearle suerte a todos los muchachos, a decirles que le echen muchas ganas”, aseveró la monarca, escoltada por sus entrenadores, Mauro y Lázaro Ayala.
La pugilista de San Vicente Chcoloapan evocó que en el mismo año de 2005 se ofrecieron dos ediciones de la tradicional justa.
“En la primera, terminé subcampeona, y a finales de año resulté campeona, en peso gallo. Fue el primer torneo que tuve, gracias a Dios me fue bien y después ya debuté como profesional, fue una salida triunfal del amateurismo”, matizó.
“La Loba” afirma que esta competencia “te sirve bastante porque aquí vienen muchos chicos y chicas bien ‘peleados’, bien fogueados, y te ayuda como un parámetro para dar el salto al profesionalismo, para saber si estás bien. El que lo sabe es tu entrenador, tu esquina, pero a ti te sirve, te da mayor seguridad para dar el siguiente paso”.
-¿Qué recomiendas a los muchachos que se inician?
“Que se preparen al cien por ciento para darlo todo arriba del ring, es un gran torneo que tiene mucha tradición y mucho nombre. Les repito que nunca dejen de soñar, ya que están aquí, que den todo. La base es el gimnasio y aquí se dan los resultados. La disciplina que pongas en el gimnasio y que la traigas al ring, es lo que marcará la diferencia”. (JLC)