Tricolor, obligado a triunfar para alcanzar la Confederaciones

Mexico, 2015-07-03 11:48:30 | Redacción ESTO

EFE

México comparece con un cuadro de lujo disminuido por las lesiones a la Copa Oro 2015 con la necesidad de conquistar el título y pelear por el pase a la Copa Confederaciones Rusia 2017, la mejor escuela de preparación para el Mundial.

Todo comenzó cuando la Concacaf decidió que los campeones de su torneo de 2013 y 2015 jugarán un encuentro, que posiblemente se dará a finales de año, por una plaza en la Copa Confederaciones, una Copa que México ambiciona como antesala del Mundial de Rusia 2018.

La Copa de 2013 fue obtenida por Estados Unidos y ganar la edición de 2015 se ha convertido para México en obligación, si quiere una oportunidad de estar en el ensayo mundialista de Rusia 2018.

El Tri ha sido emparejado en el grupo C con Cuba, Guatemala y Trinidad y Tobago.

Si Estados Unidos gana la Copa de Oro 2015, que comienza el 7 de julio, recibirá de inmediato el pase directo a la Copa Confederaciones, un desafío para preparar la cita mundialista.

Para un reto de esta magnitud, el seleccionador Miguel Herrera convocó una plantilla cuya base tiene la experiencia de haber jugado el pasado Mundial, aunque en las últimas semanas su panorama se oscureció con el fracaso de la Copa América y las lesiones.

“Tenemos la consciencia de que este torneo lo tenemos que ganar, hay que pensar en que te tienes que comer la cancha, porque los rivales van a eso, van a matarse para conseguir un resultado para vestirse con México”, dijo recientemente Herrera.

Al fracaso de la Copa América, eliminado en primera ronda tras empates con Bolivia y Chile y una derrota ante Ecuador, se sumaron las lesiones de Héctor Moreno y de Javier ‘Chicharito’ Hernández en plena preparación ante Costa Rica y Honduras.

Moreno, lesionado ante Costa Rica, fue operado del pie derecho y ‘Chicharito’, referente de la delantera y el segundo mejor goleador en la historia del Tri, del hombro derecho tras una mala caída en el amistoso con Honduras.

Con la baja de ‘Chicharito’, la principal figura del ataque mexicano será Carlos Vela, el goleador de la Real Sociedad, y quien jugará su primer torneo con México desde la eliminatoria para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

En el equipo continúa Guillermo Ochoa, que dejó un buen sabor de boca en Brasil 2014, y se perfila como el candidato a la portería no obstante la casi nula actividad que ha tenido con el Málaga español.

El defensa del Oporto portugués Diego Reyes, los hermanos Giovani y Jonathan dos Santos, que tendrán su primer gran torneo juntos se perfilan como ases en la manga de Herrera para la Copa Oro.

El jugador del Twente holandés Jesús Manuel Corona es el único que tras competir con más pena que gloria en la Copa América de Chile, ha hecho el viaje para estar en la Copa Oro.

La alineación titular más probable de México es la siguiente: Guillermo Ochoa; Miguel Layún, Francisco Rodríguez, Diego Reyes y Paul Aguilar; Héctor Herrera, José Juan Vázquez, Andrés Guardado y Giovani Dos Santos; Oribe Peralta y Carlos Vela.