Máximo presente, Guardado se tatuó el nombre de su hijo

Mexico, 2015-07-07 14:50:42 | Luis García Olivo / Enviado

Foto: Jorge Barrera

CHICAGO.- Más no le puede pedir a Dios ni a la vida. Andrés Guardado vive un “increíble presente” pues logró la estabilidad que pedía a gritos en Europa con el PSV, engrosa y porta la capitanía de la Selección nacional y le toca vivir la etapa de ser padre con Máximo, su primer hijo, que redondea su inmejorable actualidad.

Mejor no le puede ir y comparte con ESTO su fascinante experiencia desde el segundo semestre del 2014 hasta hoy en día, en donde fue al PSV, logró estabilidad y a la postre fue campeón.

“Fue un año mágico, el más completo de mi carrera en todos los aspectos”, comienza y detalla los por qué. “El lado personal ayudó mucho para que el lado profesional también me fuera tan bien, no es ningún secreto, si estás bien en el lado personal te ayuda mucho en lo profesional”, comparte.

Foto: Jorge Barrera

Este año fue redondo, principalmente en el club granjero de Eindhoven, en donde “encontré la estabilidad que necesitaba”, porque “cuando uno es futbolista busca esa estabilidad, va para todos lados, a los lugares en donde lo contratan va con esa idea y lo encontré en el PSV con la confianza del técnico y los compañeros, eso ayuda mucho”, explica al grado de catalogarse como un holandés más, pues el calor de la ciudad y de la afición lo han acogido.

“Te hacen sentir en casa, como una pequeña familia, saben que eres de otro país, estás solo allá, o solo con tu mujer e hijo en este caso y tratan de arroparte.

“En este año lo viví, todos estaban al pendiente de mi mujer que estaba embarazada, y eso se valora mucho, el club también estaba al pendiente y eso ayuda mucho”, comenta con exagerada fascinación.

NO TE PIERDAS EL DÍA DE MAÑANA, MIÉRCOLES 8 DE JULIO, LA ENTREVISTA EXCLUSIVA CON ANDRÉS GUARDADO EN NUESTRO PERIÓDICO.
EL SELECCIONADO MEXICANO COMENTÓ A ESTO SU SENTIR Y OPINIÓN DEL TRICOLOR DE CARA AL DEBUT EN COPA ORO.