Con gran espectáculo, se inauguran los Juegos Panamericanos Toronto 2015

Mexico, 2015-07-10 20:54:24 | María Vega

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA
ENVIADOS ESPECIALES 

TORONTO, Canadá.- Éxtasis de una gran fiesta multicolor. El Rogers Centre explotó en emociones durante la inauguración de los Juegos Panamericanos TO2015 que vio desfilar a 7,600 atletas y entre los que caminó el continente mexicano. El Cirque Du Soleil, de Canadá, fue el encargado de llevarnos por la historia de este increíble país.
Se pensó en crear una producción que representara a la región del Greater Golden Horseshoe, así como también la diversidad de Canadá. Fue una función que recorrió las raíces de la historia del país de ayer y de hoy, sus tradiciones, su cultura que emana de los pueblos indígenas.
En el escenario aparecieron 21 grupos de baile compuestos por 185 bailarines, incluyendo 20 bailarines de Primeras Naciones, desde los Mississaugas de la Primera Nación de New Credit, la Nación Métis de Ontario, las Seis Naciones de Grand River y la Nación Huron-Wendat. Todos bailaron a la par con los ritmos electrónicos de inspiración aborigen del DJ Shub. Se ilustró el Toronto actual que poco a poco se convirtió en una metrópoli muy moderna.
El espectáculo contó con cuatro pantallas semijuntas de tamaño monumental y cuatro panorámicas al centro. Las mayores interactuaban de acuerdo a la escena que desarrollaban los artistas, mismo que lucieron espectaculares disfraces.
La fusión del antes con el presente ha sido por pasajes maravillosos acompañados por luces y sonido, sobre todo de una calidad excepcional. Realmente no hubo un gran despliegue de tecnología y efectos especiales, ya que lo que se mostró a pleno fue el espectáculo de El Circo del Sol que mostró lo más sinceramente las raíces y momentos actuales de Canadá.
Uno de los momentos más emblemáticos ha sido la llegada de la Antorcha Panamericana, cuando la leyenda en atletismo, Bailey, recibió la llama y subió a lo más alto de la torre CN para luego lanzarse en paracaídas y caer en el techo del estadio y descender para entregar el preciado tesoro a una atleta de nueva generación.
Acto seguido, la bandera de Canadá, de ODEPA y del COI fueron izadas.
Saad Rafi, director ejecutivo del Comité Organizador de Toronto 2015, manifestó: “Los corazones de los canadienses son grandes. Se hinchan de orgullo con el país que amamos”.
Entre el éxtasis de una gran ceremonia multicolor, el uruguayo Julio Maglione, presidente de la Organización Deportiva Panamericana, dio por inaugurados los XVII Juegos Panamericanos Toronto 2015, con una verdad que día a día se demuestra: “Los Juegos confirman la unidad y fortaleza”.
En el Centro Rogers de esta ciudad se manifestó orgulloso de que una organización deportiva como la del continente americano congregue tanto entusiasmo y alegría. En seguida externó su agradecimiento a las autoridades públicas de Canadá que a la par de las deportivas han hecho posible la realización de dicha justa.
Resaltó el esfuerzo hecho por la provincia de Ontario, así como de las comunidades indígenas y los municipios que serán anfitrionas de los Panamericanos, ante lo que llamó, “el mayor evento deportivo”, que ha acogido el país.
Maglione le dio la bienvenida a los atletas que a partir del jueves pasado comenzaron a participar en la justa y que tendrán fin el domingo 26.
Finalmente, el gobernador general, David Johnston, rindió un breve discurso y dijo: “Declaro solemnemente inaugurados los XVII Juegos Panamericanos”, los aplausos no se hicieron esperar.
La gente seguía entusiasmada, no obstante que la ceremonia ya estaba por cumplir las tres horas. Pero faltaba algo aún.
El portador final de la antorcha ha sido Steve Nash, uno de los atletas canadienses más reconocidos de todos los tiempos nacional e internacionalmente, quien corrió para afuera del estadio, a donde se encontraba el pebetero.
Por fin, Nash encendió un recipiente para transferir el fuego al pebetero de los Juegos ubicado a los pies de la CN Tower. Estalló el júbilo de los presentes. La Torre CN escupió por sus costados fuegos artificiales, la noche se iluminó de mayor colorido, haciendo un final inmejorable.
La fiesta era más colorida. Los corazones estallaban de alegría, ya no había más, era el fin. Concluyó la clausura, pero hoy comienza la otra fiesta, la deportiva.