Walter Benítez asegura que las deserciones cubanas fortalecen al grupo

Mexico, 2015-07-11 20:31:48 | Luis García Olivo / Enviado

Foto: Jorge Barrera

PHOENIX.- El tema de la deserción de Keilen García de la selección cubana unió más al grupo, lo fortaleció y está con el ánimo a tope pese a las complicaciones entre la goleada contra México y la falta de seis elementos y director técnico.

Sin embargo, y en caso de que García quisiera retornar al combinado, el auxiliar técnico, Walter Benítez, le cerraría las puertas, pues lo que hizo fue “una gran falta de respeto” con miras al duelo contra el Tricolor.

“Creo que no (podría regresar al grupo), ni aunque se pudiera, ha abandonado al equipo en plena competencia, si estuviese yo, no creo que se pueda, ha dejado un equipo, no veo razón y menos dejar a la selección contra un equipo tan grande como lo es México, creo que inevitablemente no merece una oportunidad para volver”, dijo la mano derecha del entrenador cubano.

Y es que la baja del jugador “no ha afectado al grupo, al contrario, lo ha fortalecido por el compañerismo que hay, no creo que haya un discurso que pueda cambiar las cosas, está dentro de ellos, de los que les tocó, hacerlo con mayor fuerza, a este partido se les va exigir y darán la cara”, auguró.

Será hasta el previo del partido contra Trinidad y Tobago cuando Cuba esté completa, pues arribarán a Phoenix los cinco elementos restantes y el entrenador, por lo que estarán más fortalecidos.

“Pensamos en sumar puntos, ya vimos al adversario y lo hemos enfrentado en los últimos años y hemos sacado buenos resultados”.

Dentro de los jugadores que se integrarán será Michael Reyes, del que esperan mucho, porque con él “podemos ser más ofensivos, es el mejor delantero que tenemos. Es una posición que no teníamos”.

Agregó que hoy darán otra cara sobre la mostrada contra México, “tenemos que buscar el partido, vamos a enfrentar a Trinidad, que viene motivado, concentrado, es un equipo rápido, vamos a estar bien atentos y tener la pelota con más posesión”.

OTRA BAJA
Cero y van dos. Al igual que en Chicago, un nuevo desertor se contabilizó en las filas cubanas previo al duelo contra Trinidad y Tobago.

Ahora fue el portero suplente Arael Argüelles quien abandonó la concentración del equipo en Chicago y no subió al avión para volar a Phoenix, por lo que numeraron 15 jugadores en el equipo de Cuba. Según la información, Argüelles desapareció luego de recibir la visita de unos amigos. Argüelles se suma a Keilen García, quien fue el primero en abandonar el barco cubano. Será hasta hoy cuando reporten cinco elementos más, así como el entrenador. (Luis García Olivo/Enviado especial).