Look de treintañero, Memo Ochoa presumió su nuevo corte

Mexico, 2015-07-13 20:00:30 | Luis García Olivo / Enviado

PHOENIX.- Aún con la novedad de su “look”, el cual obedece a su cumpleaños, Guillermo Ochoa aclaró que en la zona de Concacaf se acabaron los rivales fáciles, por lo que se encontrarán a la mejor versión de Trinidad y Tobago en la ciudad de Charlotte.

“Hoy cumplo 30 y la verdad es que es una edad que me gustó para realizar un cambio”, precisó, antes que nada, el portero de la Selección Nacional, luego de aclarar el corte de cabello que lo dejó sin sus rizos dorados. “Ya crecerán”, añadió ilusionado. “Fueron 16 años con el cabello así y todo mundo se sorprende”, reconoció sonriente, satisfecho de recibir un pastel de los aficionados.

“Como hemos dicho, ya no hay rival sencillo, te complican”, comentó enseguida, consciente de que Guatemala amargó la noche Tricolor en el estadio de la Universidad de Phoenix, en donde con ocho hombres en su zona no los pudieron abrir.

Con el paso del tiempo y cuando las distancias se acortan en el futbol, a México los rivales siempre le juegan de tú a tú. “Nos juegan a defender, a sacar el empate y al contragolpe, como creo que será el siguiente duelo, ellos (Trinidad y Tobago) saben que con el empate tiene mejor posición que nosotros, sabemos que a México se le juega así”.

El sabor amargo ya es parte del pasado, pero Ochoa fue consciente de “que veníamos por los tres puntos, fuera por un gol o varios, creo que nos faltó eso, tener esa claridad, contundencia, ese desequilibrio arriba, por supuesto el rival cuenta, en la actualidad cualquier rival te puede complicar”.

Contra los chapines “no encontramos la fórmula, más allá que hubo penaltis que no se marcan, no es excusa, pero el equipo buscó de todas maneras y nos faltó, esa es la verdad”, expresó el guardameta, quien con el empate no vivió el mejor de los cumpleaños, pues celebró con el sabor amargo sus 30 años. (Luis García Olivo/ Fotos: Jorge Barrera/Enviados Especiales)