Klinsmann hace cambios en su plantilla

Mexico, 2015-07-15 08:11:26 | Redacción ESTO

HOUSTON, Texas.- El entrenador alemán Jürgen Klinsmann volvió a mostrar su confianza en el veterano defensa DeMarcus Beasly, del Dynamo de Houston, para que se integre a la selección de Estados Unidos en la recta final de la decimotercera edición de la Copa Oro 2015 de la Concacaf.

Después de haber conseguido superar la primera ronda como líder del Grupo A, Estados Unidos disputará el próximo sábado los cuartos de final y de acuerdo al reglamento del torneo, cada equipo 24 horas después que haya finalizado la fase de grupo tienen la opción de hacer hasta seis cambios en la plantilla.

Klinsmann, aunque el equipo pasó como líder del Grupo A con siete puntos, dos triunfos y un empate, no se mostró muy satisfecho con el juego ofensivo que realizó el equipo y en especial del delantero Jozy Altidore, que fue uno de los tres hombres que decidió dejar fuera del equipo.

Junto a Altidore tampoco continuarán con la selección de Estados Unidos, los hispanos, el defensa Greg Garza, de origen mexicano, y el centrocampista de origen peruano Alfredo Morales.

Klinsmann para ocupar el puesto de Garza llamó a Beasley, mientras que el hispano de origen mexicano Joe Corona jugará en la posición de Morales y Alan Gordon, el delantero del Galaxy de Los Ángeles, en la de Altidore, que a través de su cuenta de Twitter también dio a conocer que dejaba la selección.

El seleccionador de Estados Unidos, dijo que había llegado el momento de la competición donde todo se decidía a un sólo partido y necesitaba asegurar el mayor rendimiento del equipo.

“Jozy no se encuentra en su mejor momento de forma física y necesitamos a un jugador que esté al máximo de su rendimiento físico”, explicó Klinsmann, que el sábado, en Baltimore, estará con el equipo para disputar los cuartos de final que jugará contra el mejor tercero que salga del Grupo B, que ahora es El Salvador, o del C, que podrían ser Guatemala o Cuba.

Mientras que la llamada de Beasley significa que Klinsmann quiere tener dentro del equipo al jugador más veterano de la selección con la que ha disputado 121 partidos, cuatro mundiales y cinco Copas de Oro (2002, 2002, 2005, 2007 y 2013), con cuatro títulos en su haber.

El último fue el del 2013 cuando Estados Unidos ganó a Panamá y Beasley fue el capitán del equipo.

Klinsmann considera “clave” la presencia de Beasley en la recta final de la Copa Oro, lo mismo que la experiencia de Corona, que también estuvo en la edición del 2013 cuando lograron el título de campeones.

Durante el torneo del 2013, Corona ayudó al equipo tanto en defensa como en ataque y marcó dos goles.

Mientras que Gordon, que también jugó con la selección de Estados Unidos, en la edición del 2013, hará su debut este año con el equipo de las Barras y las Estrellas, que en la competición de la fase de grupo de la Copa Oro tiene marca de 30-1-3 (EFE).