Misa por el eterno descanso de Joan Sebastian

Mexico, 2015-07-17 10:42:24 | Redacción ESTO

POR ALMA ROSA CAMACHO

CON la presencia de Alina de Figueroa, la última pareja de Joan Sebastian, sus hijos mayores José Manuel, Julián y también sus hijas menores, como los hermanos del cantautor, Federico y Marcos Figueroa, aunado a la grey de inspirados pertenecientes a la SACM que preside Armando Manzanero, el sacerdote Genaro Chávez, de la Parroquia de San Jacinto, ofició una misa de cuerpo presente por el eterno descanso del socio con credencial 13499, en el Centro Cultural “Roberto Cantoral” de la SACM.
Luego que Yuri diera las respectivas condolencias a la familia Figueroa, así como Lucía Méndez, Ana Bárbara y Pedro Fernández y esposa, como también la gente del pueblo que arribó a las 13:08 horas, fue cuando dio inicio la ceremonia litúrgica, para orar por el eterno descanso de quien en vida se llamó José Manuel Figueroa.
El sacerdote Chávez, ante los restos de Joan Sebastian, comentó: “En realidad el desmoronamiento del cuerpo, primero se da por lo propio de la vida, el paso de la vida, el paso de los años, por lo propio de la enfermedad, porque nadie quiere tal mal, que nos debilita, pero Dios nos tiene una morada más allá de lo terrenal.
“Una de las cosas que en nuestra vida, más allá del dolor, del sufrimiento, de la misma muerte, Dios nos hizo para la vida. Todos tenemos la capacidad del gozo, la capacidad del asombro, especialmente en la vida del maestro Joan Sebastian, esa capacidad que le ayudó a transmitirla a las personas a través de la música. Esa capacidad fue un servicio, no solamente una manera de vivir o de ganarse la vida, sino una manera de realizarse como persona, y no simplemente un gusto, sino su vida para él. El tener la sabiduría de encontrar aquello para lo cual nacimos en este mundo, cual fue el propósito para el que Dios nos creó a su semejanza y el propósito en que Dios nos manifiesta su amor.
“En estos días hemos visto todos esas expresiones de cariño, de afecto del pueblo, del reconocimiento a su trayectoria, de lo que él amó hacer. Todos aprendamos ese gesto de amar lo que hacemos, que nos lleva entonces a entregarlo todo, inclusive cuando las fuerzas físicas o la enfermedad no llegan a permitirnos el buen desempeño de lo que uno ama hacer. El maestro fue bendecido por Dios en todos los aspectos. Fue una bendición para México por haber tenido una persona como él, por su trabajo, su dedicación y más en estos momentos que vive nuestra patria; necesitamos la referencia de estas personas.
“Dios mismo entregó la vida por cada una de nosotros. Y es una de nuestras verdades que tenemos. La muerte es algo que nos entristece. Pero Dios dice que la muerte trae vida. Todos estos años la carrera del maestro Joan, fueron de éxitos, logros y ahora lo que él deja como herencia, de trayectoria y su legado musical, ahora es cuando comienza a dar sus frutos, porque él se ganó el cariño, el corazón de la gente con su trabajo”.
Después, siguieron las montas de guardia y los cantos a capela de la concurrencia, interpretando sus gloriosas letras.
Al dejar el cortejo fúnebre con los restos de Joan Sebastian, los que fueron despedidos por su público de todas las edades; los familiares dispusieron recorrer el Centro de esta capital y pasaron por la Plaza Garibaldi y otros puntos específicos que en vida pisó Joan Sebastian. Luego el cortejo tomó rumbo a Cuernavaca.

HOY, EL FUNERAL
EN JULIANTLA
Tras cuatro días de homenajes póstumos, el cuerpo de Joan Sebastian será sepultado este viernes en su natal Juliantla, Guerrero.