¡Águilas destrozadas! Puebla sorprendió a un América diezmado

Mexico, 2015-07-26 19:30:12 | Manuel Gómez

Foto: Liga MX

POR MANUEL GÓMEZ C.
ENVIADOS ESPECIALES
 
PUEBLA.- Sin titulares como Darío Benedetto, Miguel Samudio, Paolo Goltz, Rubens Sambueza y obviamente los seleccionados, el América se presentó en el torneo de Apertura 2015, diezmado, sin embargo, le dio batalla al Puebla, que a final de cuentas lo venció 4-2, en partido que se disputó en el estadio Universitario BUAP, que tuvo una buena asistencia, en un cierre de partido vibrante, donde Campestrini evitó más goles.
No se trata de menospreciar el trabajo de La Franja, que después de ir perdiendo con el tanto del “Rifle” Andrade, reaccionó para que después Torres, “Hobbit” Bermúdez, Alustiza y Flavio, marcaran por los locales, mientras que Darwin hiciera el otro de los visitantes.
 
EL PARTIDO
Cuando apenas nos estábamos acomodando para disfrutar este duelo, entre Puebla y América, las Águilas sorprendieron a los tres minutos, por medio de un “Rifle” de nombre Andrés Andrade, quien abrió el marcador e hizo el 0-1, ventaja que permitió a los visitantes controlar el partido y posesionarse del balón, sobre todo, porque el América se acomodó rápidamente en la cancha, controlando el balón, aprovechándose del desconcierto de La Franja, que le costaba reordenar sus líneas.
Con Osvaldo Martínez, Guémez y Chepe Guerrero, las Águilas dominaban la media cancha, ganaban los balones y fácilmente lanzaban al frente a  Díaz y Arroyo, quienes constantemente causaban daño en la zaga local.
 El Puebla no funcionaba, sus hombres estaban adormilados, Torres no carburaba, Alustiza quería, pero no respondía; Rey luchaba, pero se perdía y “Hobbit” entre otros, no jalaba.
Poco a poco, los poblanos despertaron de ese letargo, y a partir del minuto 23, sus hombre se pusieron el overol y Torres marcó el empate a 1-1.
El vuelo de las Águilas perdía altura.
Puebla dominaba, era constante.
Sus hombres tejían acciones de gol y tres minutos después el “Hobbit”, sí, ese pequeñín hizo el 2-1, que le dio confianza a su equipo.
Alustiza empezó a driblar, a caracolear con el balón y hacer sufrir a los americanistas y precisamente, el “Chavo” aumentó la ventaja a 3-1, aunque cabe destacar que Rey se dedicó a “jalar” marcaje, que le permitió a sus compañeros llegar con más espacio a terruño ajeno y asi se fueron al descanso.
Eran necesarios ajustes.}Ingresó Darwin Quintero y salió Chepe Guerrero, prescindió Ambriz de un volante, y entonces su equipo se lanzó más al ataque, pero corrió el riesgo y lo vivi´, porque Flavio Santos sorprendió al hacer el 4-1.
Las Águilas, sin embargo, no cesaban en su esfuerzo.
Sobrevolaban en terruño poblano y por fin, al 63 Quintero hizo el 4-2, para entonces el Puebla estaba replegado y América con su juventud atacaba constantemente, pero Campestrini detenía de todo.
La Franja perdía gas, y el América reaccionaba considerablemente. Hilvanaba más acciones de gol, pero ni los remates del joven Marín, ni “Rifle” Andrade y Darwin, hacían mella en la portería local, porque Campestrini estuvo bien en su trabajo.