Esmeralda Pimentel... enamora

Mexico, 2015-07-30 11:08:51 | Redacción ESTO

POR GRACIÁN DE HERRERA

ESMERALDA Pimentel, originaria de Ciudad Guzmán, Jalisco, a sus 25 años está convertida en una de las favoritas de la televisión mexicana. Un paso importante en su carrera que comenzó en el concurso Nuestra Belleza hace ocho años.
Mide 1.70 metros, un cuerpo escultural y ojos de medio oriente; raíces de esas tierras de nuestro país que hacen germinar flores dentro del paraíso. Pimentel Murguía son sus apellidos.
Como parte de la creación de mundos imaginarios, la personificación que hace y la exteriorización de sus cualidades histriónicas son parte natural en Esmeralda como la princesa gitana de la novela de “Nuestra Señora de París”, escrita por Víctor Hugo.
Ella personifica estereotipos extraídos del discurso de los melodramas mexicanos y por lo tanto son los más difíciles de interpretar. Hay que destacar el profesionalismo de la chica, consciente de esas adaptaciones que por meses mantienen a un público que anhela un distractor para hacer de la realidad un sueño.

Desde que inició su paso por el mundo audiovisual, los comerciales fueron una buena experiencia y un medio para darse a conocer. Vendrían las telenovelas y series de televisión.
Esmeralda ya tiene dos protagónicos y ha sido premiada y nominada por TV Novelas y Bravo, como mejor actriz juvenil, actriz revelación y protagónica y antagónica.
A su bagaje actoral le añadimos su belleza jalisciense: fresca y deportiva. Tiene un aire de la ex clavadista Jashia Luna, ahora mamá de unos gemelos, así como de la esgrimista Natalie Michel, bronce en los pasados Juegos Panamericanos de Toronto que tiene junto con su hermano un restaurante de comida italiana en Ciudad Guzmán.
“La vida es un arte, el arte tejido de miradas, encuentros, silencios habitados, amor derramado a manos llenas, debilidad…” Así es el amor, algo inevitable como llegar a la cumbre de la más alta montaña y arrojarse al vacío de lo desconocido, porque está enamorada.