Brasil se compromete a concluir las obras para Río 2016

RÍO de Janeiro, Brasil.- Las autoridades brasileñas iniciaron hoy la cuenta regresiva de un año para el inicio de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, evento para el que prometieron que “todo estará listo”.

Aunque a 365 días para el evento persisten las dudas sobre la finalización de las obras a tiempo y la capacidad de adecuar una bahía contaminada a la celebración de las pruebas de vela.

“Todo va en la buena dirección”, dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, quien aseguró que “todo está siendo controlado minuciosamente”.

“Creo que tendremos una competición formidable”, aseguró el alemán, en un evento realizado junto a las autoridades de Río de Janeiro con motivo del lanzamiento de la cuenta atrás para celebrar los primeros juegos olímpicos en América del Sur de la historia.

Dos son las principales dudas que planean sobre los Juegos Olímpicos de Río: en primer lugar, la finalización a tiempo de las obras, sobre todo en lo que se refiere a la movilidad urbana; en segundo, la contaminación de la Bahía de Guanabara, criticada por expertos y atletas, y que podría poner en peligro la salud de los deportistas.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, muy criticado por su gestión de las Olimpiadas –cuyas obras públicas generan cotidianamente enormes embotellamientos en los accesos a la ciudad-, aseguró que todo estará terminado a tiempo y que instalaciones como la villa y piscina olímpicas ya están construidas en más del 80 por ciento.

Sin embargo, la movilidad urbana será uno de los principales desafíos para una ciudad –y en general un país- que adolece de falta de inversión crónica en transporte público que descongestione las urbes de automóviles privados.

Las nuevas estaciones de metro que deben servir para transportar a miles de personas hasta las instalaciones olímpicas sólo estarán listas en junio de 2016, apenas un mes antes de las juegos, cuando inicialmente estaba previsto que fueran terminadas entre finales de 2015 e inicios de 2016.

“El 18 por ciento de la población de Río usaba transporte público de alta capacidad en 2009, y esa cifra será del 63 por ciento en 2016”, justificó el alcalde, quien dijo que “es impresionante cómo el deporte puede cambiar las ciudades y la vida de las personas”.

La organización de los Juegos Olímpicos de Río 2016 fue criticada en numerosas ocasiones por los retrasos y por el incumplimiento de algunas promesas, como la descontaminación de la Bahía de Guanabara.

Las autoridades se comprometieron inicialmente a descontaminar la Bahía, pero posteriormente dijeron que habían desistido de ese proyecto, considerado inicialmente uno de los mayores legados de las Olimpiadas.

Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó recientemente al COI que realice análisis para evaluar la contaminación de virus y bacterias en la bahía, donde van a parar decenas de ríos, algunos de ellos contaminados por las aguas urbanas.

Percibido por algunos sectores sociales como un evento basado en el derroche económico, los Juegos Olímpicos de Río serán con toda probabilidad los segundos más caros de la historia, pues el presupuesto provisional actual es de 12 mil de dólares, aunque muchos proyectos aún no están contabilizados en ese monto (Notimex).

Hay una brecha larga que saltar: Briseida Acosta

La taekwondoín sueña con estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Dolores Hernández sueña con Tokio 2020

La clavadista veracruzana quiere ir a sus segundos Juegos Olímpicos

Judokas financian viaje para puntaje olímpico

Edna Carrillo y Luz Olvera, dos de las mejores representantes mexicanas a nivel internacional

Mariana Arceo está convencida: todo es posible

Mariana estuvo un tiempo sin entrenador, sin apoyos, lo cual la había desanimado en seguir en el pentatlón.

NOTICIAS
<