Mayra Hernández, satisfecha con su presea de bronce

Toronto.— En su debut en los Juegos Parapanamericanos, la joven halterista mexicana Mayra Hernández se mostró complacida de haber logrado “bastante en tan poco tiempo”: una medalla de bronce.

Con tan sólo un año de practicar el levantamiento de pesas, la paradeportista vino a Toronto a mostrar lo aprendido con su entrenadora, lo que le valió subirse al podio por un tercer lugar.

“Me siento muy contenta, porque en poco tiempo he logrado bastante”, dijo la joven de 25 años, originaria de Guadalajara, Jalisco.

Destacó que “el hecho de ser un segundo o tercer lugar no quita nada de ser una ganadora”.

En breve entrevista con Notimex, después de la ceremonia de premiación en el Centro Deportivo de Mississauga, la pesista resaltó que pese a ser relativamente nueva en este deporte, ha podido ganar medallas.

“Me siento muy bendecida, porque llevo tres competencias y en las tres no me he quedado fuera de las medallas”.

En su primer competencia en un torneo nacional, el año pasado, ganó tercer lugar y en el Abierto que fue clasificación para estos Juegos de Toronto ganó el primer lugar.

“Este es mi primer parapanamericano y estoy contenta, porque quedé en los tres primeros lugares y eso para mí ya es una ganancia”, agregó la medallista, quien celebró su cumpleaños hace dos días.

Mayra Hernández no ocultó su asombro por haber ganado medalla en su debut parapanamericano.

“No me lo imaginaba, no creía que pudiera llegar a tal punto de medallas”, dijo, aunque aclaró que “esto no para aquí, para mí falta mucho tiempo en este deporte”.

Manifestó estar muy contenta también por ser la primera vez que compite en otro país. “Estoy feliz de estar aquí porque nunca había viajado”.

Señaló que aún no sabe si calificará para Río 2016, porque sabe que muchas de sus compañeras llevan años peleando por su lugar en paralímpicos.

“Creo que aún me faltan puntos, pero si me siguen dando la oportunidad de continuar representando a mi país, lo haría con mucho gusto, porque quiero seguir creciendo en este deporte”.

Por lo pronto, Mayra regresa a casa con una presea colgada al cuello: “Dedico esta medalla a mi Dios, porque él es mi motivo y mi motor, en segundo lugar, a mi mamá que está en el cielo y a mi entrenadora Mayra Pérez Hernández, ella me motiva, me enseña” (Notimex).

Hay una brecha larga que saltar: Briseida Acosta

La taekwondoín sueña con estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Dolores Hernández sueña con Tokio 2020

La clavadista veracruzana quiere ir a sus segundos Juegos Olímpicos

Judokas financian viaje para puntaje olímpico

Edna Carrillo y Luz Olvera, dos de las mejores representantes mexicanas a nivel internacional

Mariana Arceo está convencida: todo es posible

Mariana estuvo un tiempo sin entrenador, sin apoyos, lo cual la había desanimado en seguir en el pentatlón.

NOTICIAS
<