Los Chargers rechazan propuesta de construir su estadio en Los Ángeles

Los Chargers rechazaron los nuevos planes de la ciudad y del condado para construir un estadio a un costo de 1.100 millones de dólares, con lo que parece cada vez más remota la posibilidad de que las discrepancias entre ambas partes puedan zanjarse antes del 11 de septiembre.

En esa fecha vence un plazo impuesto por el ayuntamiento de la ciudad para llegar a un acuerdo sobre el nuevo inmueble, a fin de someterlo a votación en enero.

Funcionarios de la ciudad y del condado divulgaron el lunes los planes actualizados, unas horas después de que un grupo local hizo una presentación en Chicago ante el comité de la NFL que estudia la posibilidad de llevar una franquicia a Los Ángeles.

Los Chargers, que parecen dispuestos a mudarse a Los Ángeles, presentarán el martes ante todos los dueños de la liga información actualizada sobre un plan conjunto con los archirrivales Raiders de Oakland para construir un estadio que sea la casa de ambos equipos en el suburbio de Carson.

El dueño de los Rams de Saint Louis, Stan Kroenke, ofrecerá información actualizada sobre una propuesta competidora, que edificaría un estadio en otro suburbio de Los Ángeles, Inglewood.

Durante una conferencia de prensa en las inmediaciones del viejo Qualcomm Stadium en San Diego, el alcalde Kevin Faulconer presentó un plan financiero, diseños preliminares de un nuevo estadio y un borrador de 6.000 páginas sobre un reporte de impacto ambiental.

La propuesta incluye contribuciones de 362,5 millones de dólares por parte de los Chargers, un préstamo de 200 millones de la NFL, 187,5 millones en licencias solicitadas por compradores que desean asientos personalizados, 200 millones de la ciudad y 150 millones del condado. La contribución pública representará como máximo el 32% del proyecto total, y el equipo sería responsable por pagar cualquier dinero que exceda el presupuesto, comentó Faulconer.

Mark Fabiani, encargado de los Chargers para la búsqueda de un nuevo estadio, criticó al ayuntamiento, tal como lo ha hecho desde enero, cuando revivió la propuesta para construir el inmueble en San Diego.

“Nunca antes en la historia de California se ha visto que un proyecto controversial por miles de millones de dólares se base en documentos de revisión ambiental preparados a toda prisa en tres semanas”, dijo Fabiani, ex vicealcalde de Los Ángeles, en un comunicado. “Los Chargers han dejado claro desde el principio que la franquicia no será conejillo de indias de la ciudad para este experimento legal condenado al fracaso. Recuerden, éstos son los mismos políticos que nos dijeron, con resultados desastrosos en la corte, que la ampliación del centro de convenciones sería financiada por una votación de los hoteleros y no del pueblo”.

Los Chargers se retiraron de las negociaciones en junio, tras manifestar dudas de que la ciudad pudiera entregar un reporte de impacto ambiental que consiguiera la aprobación de la corte.

La ciudad y el condado han seguido trabajando en el proyecto.

Notimex

Oklahoma State protagonizó una increíble remontada para quedarse con el Fiesta Bowl

Arkansas se queda con el Outback Bowl y Kentucky se adueña del Outback Bowl

El Desfile de la Rosas regresó de manera espectacular

Tras un año de ausencia volvió el tradicional festival previo al Rose Bowl

Rose Bowl: ¿por qué es toda una tradición?

El Desfile de las Rosas junto con el Rose Bowl dan lugar a una festividad desde 1980

NCAA:¿Qué es la tazoniza colegial y cómo se juega?

Te explicamos cómo se distribuye la tazoniza de la NCAA

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS