Marlene Favela, gober preciosa

CORTESÍA DE JESÚS TEPEPA

A TRAVÉS de casi todas las civilizaciones que han existido, la belleza ha tenido un sitio preponderante, ha sido muy apreciada en sus diversas formas; los antiguos helénicos preponderaban el arte por medio de esculturas, poesía, así como grabados o histrionismo con puestas en escena de tragedia o comedia… en esta era contemporánea la señora Marlene Favela enfatiza su labor como exponente histriónica, aunque también deja admirar la belleza que porta en una serie de fotografías para una revista de corte masculino.
“Me encantó hacer esto, estoy muy contenta con los resultados, pero será todo, no voy a mostrar más, ya con esto es suficiente porque no me gustaría caer en algo vulgar; es cierto, en algunas telenovelas he hecho escenas algo fuertes pero hasta ahí”.
Indiscutiblemente llamativa, la señora ha caracterizado diversas formas del sentir femenino.

“Tanto ‘La Gata’, Esmeralda en ‘El Zorro’ y ahora la Gober en la serie ‘El señor de los cielos’, son los personajes con los que me quedo, no puedo cuestionar si son buenos o malos porque como actriz me toca darles vida y ya; no temo que se me estigmatice o encasille porque mi trabajo es convencer a la gente”.
Quizá envuelta en determinado grado de controversia por el papel que desempeña en la actualidad, no se hace la existencia cuadriculada.
“Mientras el personaje me haga crecer como actriz no cuestiono nada, mi responsabilidad social es como Marlene, hacer que el público se la crea, entretenerlo y que disfrute con lo que ve en la pantalla, esa es mi labora y nada más”.
Cuando se recrea a cualquier personaje tal vez se imprima un poco o mucho de la propia personalidad.
“En escena soy otra definitivamente, hago lo que dice el director: acabando vuelvo a ser Marlene porque no puedo estar siempre riendo o llorando, sería muy desgastante pasar todo el día dentro del personaje cuando se tienen treinta escenas en unas cuantas horas”.
Ha paseado su arte escénico en diversos sitios, una actriz de corte internacional indudablemente.
“Me he dedicado a estudiar varias facetas, inglés por ejemplo porque es importante hacer cosas en otro idioma; ya estudié, ahora voy a comenzar a buscar la oportunidad para canalizar lo que se ha hecho hasta ahora”.
Estaba siendo exigida por los amigos de la lente mágica, así que ya no hubo tiempo para más, pero dejó en claro que lo suyo es solamente el histrionismo.

La brasileña Thalita, lista para el Moto Fashion

Gisela Pineda, modelo de mujer

Theresa Goddard, una niña buena

La venezolana Aimé, "Miss perfección"

NOTICIAS