Según el medio español «6cero.com», Ter Stegen se enojó, tras conocer que no sería titular en el duelo de vuelta ante los Leones, situación que no fue del agrado ni del staff, ni del resto del grupo.

También, el medio español informó que el arquero es muy altanero y por ello molesta al equipo blaugrana.

«El alemán viene con una altanería que le ha generado distancias en el vestuario del Barcelona que no comulga con las formas y reacciones en su lucha con el ex de la Real Sociedad”,  señaló 6cero.com

Asimismo, la página declaró que Ter Stegen siente envidia hacia Bravo, quien es querido por todos sus compañeros.

«Mientras la aceptación de Claudio por parte del grupo es absoluta, Ter Stegen se ha granjeado una fama peor por la escasamente disimulada envidia a Bravo que va camino de convertirse en un problema mayor para la plantilla», mencionó el medio español.