Evelyn Guajardo Lozano; la pasión de una sirena

POR GUILLERMO MARTÍNEZ GONZÁLEZ

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ

SON 10 años dedicados al nado sincronizado de excelencia.

Y esa tenacidad dio como fruto la coronación con la medalla de plata en los Juegos Panamericanos y octavo lugar Mundial.

Es la sirena Evelyn Guajardo, que con gran pasión habla de sus logros en competencias.

Que por algo ahora es la experiencia de la representación nacional.

A quien el deporte la llevó a la consagración.

Hace unos años, la niña que buscó la meta de dejar su nombre grabado en las aguas del éxito.

“Mi papá Gilberto un día nos dijo una frase: ‘Tú decides si te lanzas a la conquista del éxito, o te sientas a contemplar como se elevan los triunfadores’”

Ahora, en el presente, la gran mujer que se siente agradecida de nunca haberse dado por vencida. Porque la constancia y la disciplina fueron parte de sus sueños.

“Uno mismo se pone los límites. Y el deporte para mí es una forma de vida, es donde nos formamos como personas. Han sido muchos años de sacrificio, pero al final supimos cómo llegar a ser parte de una nueva historia. Desde hace muchos años México no pisaba el podio y este equipo por fin lo alcanzó”.

Muchos eventos nacionales e internacionales han sabido de esta sirena que un día salió de su natal Nuevo León para buscar un camino. Trabajar y realizarse como una triunfadora.

“Son años que el equipo se conoce y de cada competencia fuimos recogiendo muchas experiencias. Con ello ahora ven a México como un rival. Lo cual conseguimos ante países que son potencia con rutinas elegantes y novedosas que perfeccionamos diariamente”.

El rostro de Evelyn muestra el orgullo del triunfo, a pesar de esas caídas en que afortunadamente se lograron levantar.

“Dimos un gran salto en lo internacional, no lo esperábamos. Junto a la entrenadora nos lanzamos a exhibir la rutina de payasos que ha sido un éxito mundial. Nadie creería que se lograría. Con Adriana Loftus evolucionamos mucho, desde que nos recibió a quienes salimos de casa desde muy niñas. Eso es algo que nunca termina uno de agradecer. Así como a mi familia que siempre estuvo en las malas y las buenas”.

Después de dejar la meta muy alta, Guajardo Lozano tiene nuevos caminos por recorrer, aunque sin alejarse del nado sincronizado.

“Hay proyectos como persona. Pero seguiremos peleando el boleto hacia los Juegos Olímpicos. Estamos en otro nivel y las exigencias serán mayores en los entrenamientos. Pero si quedamos sorprendidas por lo que hemos logrado, tanto en dueto como en equipo pelearemos para conquistar más preseas”.

La ondina platicó que sigue emocionada, pero que llegará el momento de decir adiós como deportista.

“No quiero ponerme una fecha para mi retiro. Que solito se dé. Cuando ya no lo disfrute, entonces buscaré nuevos retos, pero con la satisfacción de que cumplí como deportista a mi país. Seguiré trabajando para que nuestra disciplina siempre esté vigente. Que surjan mejores estrategias para que las nuevas niñas continúen con esta historia que apenas comienza. La actitud lo es todo, y nosotras salimos a dar vida”.

 

 

Diana Coraza se perdió Mundial por recorte a Conade

La atleta paralímpica sigue con el sueño intacto de ir a Tokio 2020

Gaxiola y Salazat, sextas en Copa Mundial de Nueva Zelanda

La dupla mexicana está en busca del boleto a los JJOO de Tokio 2020

Liliana Ibáñez regresa a las competencias

La nadadora olímpica realizó su primera evaluación rumbo a Tokio 2020

Fernando Platas pide transparencia en selectivos de clavados

Fernando ganó la presea de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<