Zárate presentó sus memorias; noqueó a retadores, y a las drogas

CUANDO Carlos Zárate puso fuera de combate a Rodolfo Martínez en duelo de tepiteños para proclamarse monarca universal gallo del WBC, el 8 de mayo de 1976 en El Fórum de Inglewood, jamás imaginó que ninguno de sus retadores en el ring sería tan terrible como ese adversario que, ya retirado, lo llevó al fondo del averno y que es el demonio de las drogas y el alcohol.
El “Cañas” Zárate se apersonó ayer ante la prensa, al presentar en forma oficial su libro “Éxito y Nocaut”.
Mauricio Sulaimán, titular del WBC, durmió muy poco la noche del viernes para tomar el primer vuelo desde Cancún (asistió a la velada “The Heat is On!”, en Playa del Carmen) y ser testigo de la convocatoria lograda por Zárate, que llegó con su esposa, Nelly Scot, ex integrante del grupo musical Estrellas de Plata.
“Increíble, ver este lleno total para celebrar el gran acontecimiento de mi ídolo Zárate, es un gran hombre. Su libro es impresionante y con esto se consagró”, comentó el heredero de don José Sulaimán, el desaparecido dirigente al que se le dedicó una prolongada ovación en la conferencia en el gimnasio Reucam, de la campeona emérita Ana María “Guerrera” Torres.
Carlos plasmó en esas páginas sus éxitos y su caída en las drogas. “Dios me dio otra oportunidad, me salvó de un infarto, me mandó cosas divinas para repartirlas. Todo tiene su valor -dijo esto ante la pregunta de si valora más la obtención del campeonato o su nocaut a las drogas-; es hermoso llegar a lo más alto. Dios me da la luz para repartirla, me costó sufrimientos, lágrimas y dolor.
“Caí al fondo, pensé en matarne. Mi experiencia ayudará a mucha gente, lo hice con mucha ilusión y con el corazón”.
Todo transcurrió en un ambiente de alegría. Al micrófono, Nelly Scout externó: “Desde hace 10 años, Carlos ha cambiado, ahora es mandilón, va por las tortillas, lava los trastes, y no les digo qué otras cosas hace. Antes no podía con su carácter. Tardó seis años en el libro, lloraba y lloraba, rompía las hojas porque decía ‘esto no lo voy a poner, me da pena’. Gracias a Dios, está sano”.
“La Guerrera” Torres también felicito a Zárate.
Acudieron al acto ex monarcas del mundo como Rafael Herrera, Humberto “Chiquita” González, Érik “Terrible” Morales, Édgar Sosa, con sus dos hijas; Pipino Cuevas, Rubén “Púas” Olivares, Rafael Herrera, Isaac “Tortas” Bustos, Ultiminio Ramos y Jhonny González, así como José Luis “Gringa” Zepeda, Yésica Nery, Antonio Roldán, Gelasio Pérez, Enrique García y Jorge Zárate, hermano del peleador que creció en Tepito y después se fue a radicar a la colonia Ramos Millán.
El libro cuesta 200 pesos y podrá adquirirse en todo el país.

Muere el boxeador estadounidense Patrick Day

Tras sufrir una grave lesión cerebral durante el combate ante Charles Conwell

No le temo a la muerte: Yair Rodríguez

Atrás quedó el incidente de su primer enfrentamiento en la Ciudad De México

Campeonas de WBC, llevan aliento a enfermas de cáncer de mama

Mariana “Barbie” Juárez, Ana María “Guerrera” Torres, Zulina “Loba” Muñoz, fueron algunas de las pugilistas presentes.

Fuerza Guerrera anuncia su retiro de la Lucha Libre

Uno de los máximos ídolos de la lucha libre anunció en exclusiva su adiós.

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<