Jiménez Fortes, un milagro viviente, renació dos veces en tres meses

MADRID, Esp.- “Vi peligrar mi vida, pero no me he planteado dejarlo”. Podríamos decir que estas serían las primeras palabras de Jiménez Fortes en público desde que sufriera, el 16 de agosto, una gravísima cornada en el cuello. Pero no sería cierto: las primeras palabras del torero, esta mañana en que ha recibido el alta hospitalaria y ha atendido a los medios en Salamanca, fueron de agradecimiento: “A todos los que me han dado su cariño. Los que me recogieron en la arena, los que me trasladaron en la ambulancia, los que me atendieron y me atienden en el Hospital, los que se han preocupado por mí”.

A Fortes, quien recibió una cornada en el cuello, se le entiende bien, aunque hablar le canse todavía. En su garganta hay una cánula, las curas de la herida son complejas y sigue alimentándose a través de una sonda. El torero malagueño dejó claro en la rueda de prensa que no se ha planteado dejar de torear: “Un día yo tomé la decisión de hacerme torero, y la tomé con todas las consecuencias”.

Los toros le han castigado mucho, y en apenas tres meses ha sufrido dos cornadas en el cuello, pero Jiménez Fortes no desiste de pelear por ser figura.

En la rueda de prensa también tomó la palabra su apoderado, Nemesio Matías. “Se pone en un lugar donde los demás no se ponen. Y eso tiene un peaje”.

La familia y el entorno del torero le miran con ojos fascinados. Su madre, Mary Fortes, luce hoy feliz: “Hoy es un día de celebración para mí. La fortaleza de Saúl es la que nos da fortaleza a los demás y es él quien ha ido acortando plazos en su propia recuperación. Hemos vivido momentos muy duros en la UCI y sólo tres días después le vemos así y hablando. Es increíble’, concluyó. (Mundotoro.com)

Gutiérrez, Ibelles y Aguilar, un tridente de oro

No hay realidad más palpable que estos tres novilleros en cuanto a relevo generacional de toreros que México está teniendo.

Torero recibe impactante cornada en España

Gonzalo Caballero salió herido a la altura de la ingle izquierda

Dura prueba para los novilleros

No fue una novillada para novilleros, más bien una corrida de toros para matadores.

Tauródromo mexicano, con el objetivo de mejorar a los astados

La pista donde corren los astados es de forma oval. Tiene 1,800 metros de largo y ocho metros de ancho

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<