Porto agita el mercado luso con llegadas estelares y salidas millonarias

Mexico, 2015-09-01 13:37:02 | Redacción ESTO

Lisboa.- El Porto volvió a sacudir con fuerza el mercado de fichajes portugués un verano más para intentar poner fin a una sequía de títulos que dura ya dos temporadas, mientras Benfica y Sporting se reforzaron de forma moderada pero se apuntaron un tanto al lograr mantener a sus principales estrellas.
Los “dragones” fueron protagonistas de uno de los fichajes más mediáticos a nivel mundial con la llegada del español Iker Casillas, procedente del Real Madrid, y a la vez ejecutaron el traspaso más caro de la historia del fútbol portugués con la transferencia del joven francés Gianelli Imbula, que costó 20 millones de euros.
El capítulo de entradas no se quedó ahí, ya que el equipo entrenado por Julen Lopetegui pagó 10,5 millones de euros por el extremo mexicano Corona y contrató a coste cero al uruguayo Maxi Pereira, el italo-argentino Pablo Osvaldo y el español Alberto Bueno.
También reforzaron su plantilla los medios portugueses Danilo Pereira y André André, además de lograr la cesión del mexicano Layún y del francés Aly Cissokho.
Todo ello para compensar las importantes (y multimillonarias) salidas de los laterales brasileños Danilo y Álex Sandro, así como la del delantero colombiano Jackson Martínez, que entre todas sumaron más de 90 millones de euros.
Tampoco pudo repetir las cesiones de jugadores importantes la pasada campaña como el español Óliver o el brasileño Casemiro, por lo que el “once” tipo de Lopetegui sufrirá una remodelación completa.
Uno de los últimos en salir fue el delantero español Adrián, protagonista el pasado verano del mercado de fichajes luso por convertirse en la contratación más cara del año, ya que los “dragones” abonaron 11 millones de euros por el 60 % de su pase.
Después de una temporada errática, Adrián fue cedido al Villarreal, aunque el Oporto finalmente no aceptó incluir una opción de compra en el contrato y podrá recuperarlo en junio de 2016.
Caso similar fue el del joven mediapunta colombiano Juan Quintero, que hizo las maletas rumbo a Francia para jugar en calidad de cedido en el Stade Rennais para contar con más minutos.
Entre los competidores de los “dragones”, destaca un Benfica vigente campeón de Liga que se mostró comedido este verano a la hora de tirar de talonario, aunque logró retener a sus dos principales estrellas: los argentinos Salvio y Gaitán.
El mexicano Raúl Jiménez, del Atlético de Madrid, y el marroquí Adel Taarabt, del Queens Park Rangers, son dos de los fichajes más llamativos de las “águilas” para revalidar el título de Liga.
Además, el Benfica se hizo con las cesiones del portugués Silvio, del Atlético de Madrid, y del griego Kostas Mitroglou, del Fulham, pero sufrió una decepción al no conseguir el préstamo de Siqueira, con el que se especuló hasta última hora.
La lista de bajas es amplia e incluye ausencias importantes, como la del delantero brasileño Lima, que se marchó al Al-Alhi de Dubai por 7 millones de euros.
Más polémica generó la salida de Maxi Pereira con dirección al Oporto y sin beneficio económico alguno debido a que terminaba contrato, lo que provocó críticas entre la afición hacia la directiva.
Sin embargo, el movimiento más controvertido del período estival en Portugal se produjo en los banquillos, ya que el exitoso Jorge Jesús abandonó el Benfica para trasladarse al otro gran equipo de Lisboa, el Sporting, lo que obligó a las “águilas” a fichar a Rui Vitória (ex del Vitória de Guimaraes) como nuevo técnico.
El conjunto verdiblanco apostó por jugadores con experiencia entre los que destacan el colombiano Teófilo Gutiérrez, que es un referente ofensivo de los “leones”, o el costarricense Bryan Ruíz, que se ganó la confianza de Jorge Jesús y es el nuevo dueño de la banda izquierda.
La defensa fue la línea que más reforzó el Sporting -la pasada temporada fue su principal talón de aquiles- con las llegadas del portugués Joao Pereira, del Hannover 96, y los brasileños Ewerton, del Anzhi ruso, y Naldo, del Udinese.
En la medular, el italiano de 31 años Alberto Aquilani llega para aportar su experiencia al José Alvalade y acompañar a los portugueses Joao Mario y Adrien.
Además, el Sporting desestimó una elevada oferta -medios lusos hablan de doce millones de euros- del Leicester inglés por el extremo peruano Carrillo, por lo que conserva a uno de los jugadores claves en el esquema de Jesús.
Del lado de las salidas, el extremo portugués Nani, el español Diego Capel y el defensa luso Cedric Soares dejaron la disciplina de unos “leones” que pretenden ahora competir de tú a tú con Benfica y Oporto. EFE