Dark Angel, adiós a México

Mexico, 2015-09-03 11:29:00 | Redacción ESTO

DESPUÉS de 12 años de haber arribado a México y tras 10 años de participación muy activa en el Consejo Mundial de Lucha Libre, Sara Stock, Dark Angel, dice adiós a tierras mexicanas para emprender nuevos proyectos personales. Primero se tomará unas merecidas vacaciones en Las Vegas y después se entregará de lleno a su nueva faceta que pronto dará a conocer; así lo expuso en su visita a las instalaciones de nuestro diario ESTO.
El 18 de septiembre, el día del 82 Aniversario del CMLL, Dark Angel protagonizará un mano a mano contra Princesa Sugehit, siendo ésta la última lucha que sostendrá en nuestro país.
Precisamente Princesa Sugehit fue la luchadora que en Monterrey le ganó su máscara en el 2004, cuando la carrera de la canadiense apenas comenzaba. Once años después se vuelven a ver las caras la chaparrita regiomontana y el ángel canadiense en un duelo que tendrá grandes dosis de nostalgia y que precisamente la revancha en máscara contra cabellera será el duelo que quedará pendiente en la carrera de Dark Angel. Sarah Stock tiene parte de su corazón en México y de aquí se lleva muchas experiencias, anécdotas e historias de vida que han ayudado a forjar a la mujer triunfadora en la que actualmente se ha convertido. 
Salvador Aguilera, director de ESTO, preguntó a la luchadora: ¿Qué le dirías a Sugehit? Y Dark respondió: “Voy a extrañar tus palizas y no pienses que me humillarás ante mis seguidores en mi última lucha. Le pondremos fin a una rivalidad que inició hace 12 años”.
Dark Angel reconoció que dentro de la lucha libre femenil hay mucho celo, y tuvo que hacerle frente a las múltiples piedras que le pusieron en el camino y hubo ocasiones en las que se pasaron de listas con ella, y gracias a su preparación, supo responder. En fin, su carrera no fue tan sencilla como podría pensarse, pero desde sus inicios, la luchadora tuvo un objetivo: aprender la mejor lucha del mundo, la mexicana, y en la empresa donde se hacen los mejores luchadores, la del CMLL, reconoció. “Claro, la lucha libre mexicana es única en el mundo. Mi objetivo era aprender y por algo me quedé”.
Desde pequeña, la luchadora hizo deporte y le gustaron los deportes de contacto. Entrenó Moi Tai, pero la gladiadora quería luchar profesionalmente. En Canadá entrenó y tomó la decisión de viajar a México, donde se reencontró con su profesor y la apoyó. Fueron varias las luchadoras que le dieron buenas tundas, pero la bella gladiadora no se quedó con los brazos cruzados y les dio batalla.
Actualmente tiene una mezcla de sentimientos de tan solo pensar en su despedida; y a veces con lágrimas en los ojos, la luchadora hizo un recuento de su carrera y su vida. Lamentó el no haber estado con su familia y especialmente con su hermano, a quien perdió el año pasado. Pero este 2015 fue fructífero para ella por las oportunidades que se abrieron. Agradeció a su familia todo el apoyo para dedicarse al deporte que seguirá practicando hasta el final.
Pero el crecimiento es muy importante para ella y no quiere arrepentirse después de no haber hecho algo más. En la plática que sostuvo con Rosalinda Coronado, subdirectora de nuestro diario, dijo que siempre ha sido una mujer que busca retos, que no le gusta estancarse. Asimismo, expreso que podría llegar el momento en que visite nuevamente nuestro país, pero para ello pasarán años.