ALERTA MÁXIMA

Astros de Houston y Medias Rojas de Boston serán los equipos que disputarán la Serie de Campeonato de la Liga Americana a partir del viernes en casa de los texanos y por desgracia ambos tienen un gris pasado. Los dos fueron acusados y castigados por el robo de señales tras conquistar la Serie Mundial.

Grandes Ligas investigó y aunque sus resultados tardaron (enero 2020), según ellos aplicaron castigos justos.

El escándalo con los Astros le costó el trabajo a su entonces manejador AJ Hinch y a su gerente general Jeff Luhnow. Hinch apenas volvió este año a trabajar en las Mayores con los Tigres de Detroit. Houston fue campeón en 2017 y al año siguiente fueron los Red Sox. La novena de Boston no recibió el mismo castigo, de acuerdo, a los reportes no ameritaban la misma sanción.

La directiva de los Medias Rojas decidió quitar del mando al puertorriqueño Alex Cora para el 2020, solamente dos años duró en su primera etapa. El año pasado en la temporada recortada la novena del Fenway Park tuvo un año para el olvido, al ser el peor club de la división este, por debajo de Baltimore.

Cora está de regreso con Boston y está cerca de volver a la Serie Mundial, curiosamente en el 2018 eliminaron a Houston en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, pero en ese momento nadie hablaba de los robos de señales.

Un comentario de Ryan Tepera relevista de los Medias Blancas de Chicago tras perder sus dos primeros encuentros en Houston, sobre que sus rivales habían vuelto a robar señales como en el pasado, hizo que todos volvieran al pasado.
Dusty Baker, timonel de los Astros se limitó a decir que era la primera vez que oía de este lanzador, que debutó en 2015, pero con marca perdedora de 12-14 y 12 rescates.

Tepera quería convertirse en el nuevo Mike Fiers, quien fue el que denunció el robo de señales con los Astros, al ser parte del club, aunque no vio acción en la postemporada de 2017.

Después firmó con Oakland, donde esta campaña apenas vio acción en un par de encuentros, pero que siempre será recordado como la persona que denunció el robo de señales de los Astros de Houston en 2017 y 2018, aunque algunos aseguran que también en 2019 hicieron esta trampa.

Al robar las señales, los bateadores de los Astros sabían perfectamente lo que sus pitchers rivales les lanzarían y por ello hacían sólidos contactos con la pelota.

Solo falta que algún pelotero de los Rays de Tampa Bay se queje y haga este mismo comentario después que los lanzadores de los Rays fueron vapuleados por los cañoneros de los Medias Rojas de Boston.

El dominicano Albert Pujols se convirtió en el Dodgers más longevo al comenzar el lunes pasado en la primera base. El veterano dominicano lo hizo con 41 años y 268 días. Por cierto, que Albert no estaba en una postemporada desde el 2014, cuando los Angelinos de Los Ángeles jugaron ante los Reales de Kansas City la Serie Divisional.

COLUMNAS ANTERIORES