Ajo y agua

Ajo y agua

POR HUGO SÁNCHEZ

El que ríe al último, es Jürgen Klopp

Liverpool nunca ha caminado solo, como reza la canción que sus aficionados adoptaron como himno en la década de 1960, sin embargo, de la mano del técnico alemán, el club del mítico estadio de Anfield va directo a recuperar toda su grandeza, con marcas nunca vistas

Las dudas sobre si podría o no con la responsabilidad de dirigir a un equipo tan histórico como lo es el Liverpool no se hicieron esperar cuando Jürgen Klopp llegó al mítico estadio de Anfield, en el otoño de 2015.

Entonces, los dos títulos de Liga alemana que conquistó con el Borussia Dortmund no parecían suficientes argumentos para que el técnico alemán pudiera despertar a uno de los gigantes del futbol de Europa, incluso después de las épicas batallas que sostuvo y que llegó a ganarle al poderoso Bayern Múnich.

En la actualidad, con esa eterna sonrisa que le caracteriza, Jürgen Klopp logró regresarle la gloria al Liverpool con la conquista de la Champions League durante la temporada pasada, después de 14 largos años sin pena y gloria en el torneo más importante a nivel de clubes en todo el mundo.

Por si fuera poco, en esta temporada de la Premier League ha conseguido lo que nunca nadie había podido en 132 años de historia: sacarle 22 puntos de ventaja a su perseguidor más cercano en la clasificación.

Líder destacado, con 24 triunfos y un empate en lo que va del torneo, el Liverpool acumula 73 puntos, mientras que el Manchester City, campeón de las dos últimas ediciones, se resigna a defender su segunda posición, al tal grado que su técnico, Josep Guardiola, uno de los más exitosos en los últimos tiempos, no tuvo inconveniente alguno en señalar que el Liverpool será campeón de la Premier League, como podría serlo en España, Italia, Alemania y donde sea, tras la derrota de 2-0 que su equipo sufrió el domingo frente al Tottenham, en una jornada en la que el conjunto dirigido por Klopp goleó 4-0 al Southampton.

Salvo una catástrofe inimaginable, Liverpool, de la mano de Jürgen Klopp, va camino a conquistar nuevamente el título de la Liga inglesa, después de 30 años llenos de decepciones.

A falta de 13 partidos para que finalice la temporada, a los Reds les bastaría con ganar sus siguientes cinco encuentros para dejar atrás la marca que el Manchester United estableció bajo la dirección técnica de Sir Alex Ferguson, en el 2001, cuando se proclamó campeón de la Liga inglesa en la jornada 33, al igual que el Manchester City, hace dos años, ya con Josep Guardiola al frente del equipo.

Además, la marca de los 100 puntos que entonces consiguieron los Citizens está al alcance del Liverpool, que de ganar todos los encuentros que le restan llegaría a 112.

Sin embargo, para ello, es importante mantener los pies sobre la tierra, y es ahí donde sin duda entrará la labor de Jürgen Klopp, un hombre valiente, que nunca destacó en el terreno de juego como jugador, pero que ahora escribe su leyenda como técnico.

Para el alemán, licenciado en Ciencias del Deporte y con estudios de psicología, no tiene mérito ganar con los mejores jugadores del mundo. Lo que realmente le importa es explotar las cualidades de sus jugadores, como el caso del holandés Virgil Van Dijk, convertido en el mejor defensor del mundo y por quien la Juventus prepara una millonaria oferta que ascendería a más de 150 millones de euros, cuando Liverpool pagó 84 millones de euros por él, al Southampton, en el 2018.

Y ahora que se habla de que Raúl Jiménez es pretendido por los grandes equipos del futbol inglés, luego de su extraordinaria temporada con el Wolverhampton, nada me gustaría más que verlo jugar con la playera del Liverpool, y no sólo por el hecho de que siempre quiero ver triunfar a un mexicano en los mejores equipos del mundo, sino porque estoy seguro de que con los consejos de Klopp podrá explotar aún más sus características como delantero.

Ojalá que el golazo que Jiménez le anotó hace poco más de una semana al Liverpool, y que fue nominado a mejor del mes en la Premier League, haya terminado de impresionar a Jürgen Klopp, quien, a finales del año pasado, en el Mundial de Clubes de la FIFA, llenó de elogios al mexicano, previo al partido contra los Rayados de Monterrey.

 

¡Que te lo digo yo!

COLUMNAS ANTERIORES
<