Ajo y agua

Ajo y agua

Clásico hasta en la sopa

Además del encuentro de vuelta de la Copa del Rey entre merengues y blaugranas, se aproxima el Real Madrid-Barcelona en la Liga, batalla que trasciende el ámbito nacional y genera mucha pasión, pero también derrama económica

POR HUGO SÁNCHEZ

Tendremos muchos clásicos en muy poco tiempo. Los duelos del Real Madrid contra el Barcelona o del Barcelona contra el Real Madrid son resultado de la buena o la mala fortuna, puesto que así lo decidió el sorteo para jugar las semifinales de la Copa del Rey. En realidad no sé si fue la fortuna o el deseo de los federativos españoles de que los duelos en esta competición fueran dos enfrentamientos, uno en cada ciudad, para ingresar la mayor cantidad de recursos posible, ya que si estos grandes exponentes del futbol mundial hubieran jugado por separado, es muy factible que se enfrentaran en la final, pero solamente habría un partido, y por ende un ingreso menor.

Y aunque lo mejor es pensar sanamente y sobre esa base aceptar que el destino colocó así a estos dos grandes clubes, la verdad es que desde que yo era jugador, y también ahora como técnico, nunca me ha me agradado tener tres duelos con el mismo equipo en tan poco tiempo, ya que además de los enfrentamientos en la Copa del Rey, Real Madrid y Barcelona se volverán a encontrar el sábado en partido de Liga, y entre estos dos equipos hay una rivalidad que no se limita a lo nacional, sino que trasciende al ámbito mundial.

El desgaste va a ser demasiado para ambos clubes, porque encima estos dos grandes equipos quieren llegar muy lejos en la Liga de Campeones de Europa, y para ser francos, su meta es estar en la gran final. Vamos a ver cuál de los dos equipos sobrevive y basándose en qué, ya sea en la preparación física, ya sea en el mejor juego exhibido, o bien en cuál de los dos esté más concentrado, porque en todas estas áreas, obviamente también habrá mucho desgaste. Se trata de un duelo de primerísimo nivel.

En el papel están dando como favorito al Barcelona por el nivel que ha recuperado Lionel Messi, especialmente porque los azulgranas juegan y giran alrededor de él. Y este buen juego de los catalanes los pone como favoritos, pero no hay que olvidar que en estos clásicos el Real Madrid se transforma, a pesar de no haber adquirido un estilo de juego ya definido con su técnico Santiago Solari, quien está teniendo algunos contratiempos aparte de las lesiones de algunos jugadores que, según parece, están dando muestras de querer salir del Real Madrid, y como claro ejemplo tenemos a Gareth Bale, quien con su desplante de no querer ser felicitado por sus compañeros cuando anotó el gol de un polémico penalti para dar el triunfo al Real Madrid contra el Levante, dejó un mensaje muy claro de que no quiere seguir en el equipo por los muchos cuestionamientos que ha tenido desde que llegó, y seguramente porque tendrá ya una o varias propuestas de equipos importantes en Europa, por no decir más concretamente que de la liga inglesa.

Y otro al que se le está notando a leguas que quiere dejar el Real Madrid es Marcelo, e intuyo que su querido amigo, Cristiano Ronaldo, ha estado en contacto con él para convencerlo de que se vaya junto a él a la Juventus de Turín, y creo que esa es una razón de su bajo rendimiento, en un intento por desesperar no solamente a los directivos blancos, sino a la misma afición que ha notado un bajón en su estado de forma.

Estas son tan sólo algunas de las razones por las que el técnico argentino ha tenido que modificar sus planteamientos y utilizar a jugadores que no tienen mucha experiencia para estas grandes batallas, pero que le están cumpliendo, sobre todo en el caso de Vinicius, quien está llamando mucho la atención por su atrevimiento, su alegría en el juego y su verticalidad. Otro que está dando resultados, que está respondiendo positivamente a los requerimientos del técnico, es Reguilón, quien ha estado sustituyendo a Marcelo, y partido tras partido va adquiriendo más confianza, claridad y visión de campo, y sobre todo se le nota la ilusión por estar jugando.

MUCHAS BAJAS EN LA LIGA MX

Es sorprendente que cuando apenas estamos llegando a la mitad del torneo, haya tantos técnicos despedidos en la Liga Mexicana, pero obviamente no es por lo que ha acontecido en los últimos partidos, sino que algunos ya venían arrastrando dudas desde el torneo pasado e incluso de torneos anteriores.

Una vez más, los dirigentes muestran ese nerviosismo que les causan los resultados, esa inquietud centrada en la posibilidad de no clasificar a la Liguilla, que es como si fuera la misión de algunos equipos, ya que para aspirar al título es prioritario llegar a la Liguilla, y de entrada no son muchos los entrenadores que cumplen con esa exigencia.

Hay múltiples técnicos que por el simple hecho de clasificar a la Liguilla es como si hubieran cumplido la misión, y al mismo tiempo salvan su cabeza, pero hay algunos casos en los que los malos resultados hacen imposible mantenerlos, incluso cuando el torneo no ha llegado a la mitad de la competencia, como son los casos de Rafael Puente (Querétaro) y Hernán Cristante (Toluca), quienes sumaron una racha importante de derrotas.

Como ellos, también Pako Ayestarán (Pachuca), David Patiño (Pumas), Enrique Meza (Puebla) y Roberto Hernández (Morelia) se sumaron al ejército de los desempleados y, como van las cosas, creo que el número de entrenadores cesados se incrementará de manera considerable en este torneo.

¡Que te lo digo yo!

COLUMNAS ANTERIORES
<